Unidad de altos vuelos

Desfile de los miembros del BHELMA III por la avenida principal del acuartelamiento de Recajo. :: miguel herreros/
Desfile de los miembros del BHELMA III por la avenida principal del acuartelamiento de Recajo. :: miguel herreros

El BHELMA III celebra sus 43 años en tierras riojanas

PILAR HIDALGO

El Batallón de Helicópteros de Maniobra (BHELMA) III celebró ayer el 43 aniversario de su permanencia en la base riojana de Recajo, en el término de Agoncillo. La unidad conmemoró esta efeméride en un momento «excelente» al estar inmersa en una «gran transformación» que posibilitará que «en un futuro muy cercano nos podamos desplegar en cualquier ambiente y lugar», valoró su teniente coronel jefe, Magín Álvarez Arribas.

Para poner en valor estas más de cuatro décadas en La Rioja, el acuartelamiento riojano acogió una ceremonia militar que presidió el general jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), Juan Carlos González Díez, y a la que también acudieron el presidente del Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros; el consejero de Políticas Sociales y Justicia, Conrado Escobar; y el delegado del Gobierno, Alberto Bretón, entre otros.

Al término del acto (en el que se recordó a los militares que hace diez años perdieron la vida en una misión en Afganistán), el teniente coronel jefe del batallón abundó en que la llegada de los NH-90 'Caimán', la última tecnología en helicópteros militares, permitirá erigir al BHELMA III en «una unidad de primera categoría».

La base riojana es la única de España que cuenta con estas sofisticadas aeronaves. Actualmente dispone de 7 que ya acumulan 1.400 horas de vuelo, la octava llegará «en quince días» y en el 2018 se prevén recibir tres aparatos más. «Eso supone tener ya una capacidad operativa muy importante», aseguró Álvarez Arribas.

De forma paralela al proceso de adaptación a estos helicópteros de vanguardia, se desarrolla la formación de los pilotos. Parte de ella se realiza en el edificio que alojará unos modernos simuladores. «Cuando la industria nos los entregue significará un salto cualitativo, ya que favorecerán la instrucción del personal con una relación coste-eficacia muy elevada», afirmó. Además avanzó que situará al espacio de simulación de Recajo en el «centro referente» para todas las Fuerzas Armadas de España «y de otros países que cuenten con este modelo de helicópteros».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos