El último repaso, en el autobús

Alumnos de autoescuelas de La Rioja Baja, a su llegada ayer a las instalaciones de Tráfico de Logroño para examinarse. :: / Juan Marín

La negativa de los examinadores a viajar a Calahorra obliga a 370 personas a realizar en Logroño el teórico del carné de conducir

María Félez
MARÍA FÉLEZCalahorra

Son muchos los alumnos de las autoescuelas riojanas que no han podido examinarse del carné de conducir a lo largo de este verano. En el caso de La Rioja Baja las cosas se han complicado más. De hecho, ayer 370 personas tuvieron que desplazarse de Calahorra hasta Logroño para poder realizar la prueba teórica, al negarse los examinadores a hacerlo en la ciudad riojabajeña.

«Nos comentaron que no se podían llevar a cabo exámenes en Calahorra por el tema de la huelga y cuando se preguntó si podía hacerse en Logroño nos dijeron que sí, pero esto es una locura», afirmaba ayer uno de los dueños de una autoescuela de la zona.

Desde hace 40 años las autoescuelas de Calahorra y con ellas las de todos los municipios de La Rioja Baja y algunas de parte de la Ribera de Navarra examinan a sus alumnos tanto del teórico como del práctico en el municipio bimilenario, pero ayer no pudo ser así y los alumnos de la zona tuvieron que subir a Logroño para poder hacer los exámenes teóricos. Las academias de la ciudad tuvieron que contratar servicios de autobús para poder llevar a sus alumnos hasta Logroño.

LAS FRASES Fernando Ibáñez Profesor de Autoescuela «Costó mucho que los exámenes bajasen a Calahorra para que ahora se los vuelvan a llevar» David Alumno «Por no desplazarse una persona a Calahorra, hemos tenido que ir 370 a Logroño»

«Yo entiendo el tema de la huelga», señaló un alumno que viajó a Logroño para examinarse del carné de moto, si bien apuntó que no comprende «que nos puedan examinar en Logroño pero no en Calahorra. Para no desplazarse una persona lo hemos tenido que hacer casi cuatrocientas».

«Yo estudio fuera de Calahorra y decidí esperar al verano para poderme examinar aquí y ahora no lo voy a poder hacer por lo menos hasta el verano siguiente porque en septiembre vuelvo a la universidad», comentaba otro. Para él, el carné de conducir no es un lujo. «Es una herramienta más para poder conseguir un trabajo y mucha gente depende de él para acudir a sus puestos de trabajo», argumentó Fernando.

Los profesores de autoescuelas tampoco entendían la situación y mostraban su preocupación y su temor ante la posibilidad de que se supriman las pruebas en La Rioja Baja. «Costó mucho esfuerzo que los exámenes llegasen a Calahorra para que ahora se los vuelvan a llevar», afirmó Fernando Ibáñez, de la autoescuela Calahorra.

«Muchos de nuestros alumnos han tenido que pedir un día libre en sus trabajos para poderse examinar», apuntó su hijo, empleado en una de sus sedes. La situación, añadió, ha llegado hasta el punto de que ha habido alumnos «que están a la espera del carné de camión y que han perdido algunos trabajos por no poder examinarse en estos meses».

Las molestias e incertidumbre seguirán mientras dure la huelga, especialmente para los que suspendan. «No sabemos cuando volverá a ser el próximo ni dónde va a ser», afirmaban ayer otros alumnos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos