La última oportunidad de los Pérez

La última oportunidad de los Pérez
Sonia Tercero

La familia podría mantener la casa subastada si paga los 8.198 euros que debe antes de que el Juzgado decrete la adjudicación La PAH califica de «absoluta desproporción» la pérdida de la vivienda por la deuda

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

El pasado sábado la casa de José Pérez Jiménez fue subastada por 27.102 euros por la ejecución de títulos realizada por el Juzgado de Primera Instancia Nº 5 de Logroño. El motivo fue la deuda de 6.306,29 euros («más otros 1.891,81 euros calculados provisionalmente como intereses y costas de la ejecución») contraída con la comunidad de vecinos del número 68 de la calle Marqués de San Nicolás de Logroño, donde se sitúa la vivienda de la familia afectada. Aunque el panorama resulta muy negativo, aún hay abiertas algunas ventanas, si no de esperanza, al menos de amparo.

Según ha podido saber Diario LA RIOJA, José Pérez Jiménez podría no perder la propiedad de la casa, un inmueble de 68 metros cuadrados situado en el Casco Antiguo, si abona la deuda antes de que el Juzgado emita el decreto de adjudicación y el adjudicatario admita el trámite.

Si no se produce ese pago, que debería de ser inmediato y satisfaciendo el importe íntegro adeudado a la comunidad de vecinos, se producirán los trámites señalados y el Juzgado notificará al propietario original de la casa la venta de la misma, pudiendo ser desalojado junto a su familia, formada por cinco miembros, incluido un niño de 3 años.

Si acredita situación de vulnerabilidad, la familia podría no llegar a ser desalojada

Incluso así, la familia podría no ser desalojada si acredita una situación de vulnerabilidad. En este caso no se suspendería la subasta pero sí el alzamiento del desalojo de los residentes en la casa. La abogada de oficio de los Pérez trabaja actualmente en estos supuestos. Ayer la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) en La Rioja emitió un comunicado en el que critica «la absoluta desproporción entre la deuda y la pérdida de la única vivienda» y que «en el caso de José Pérez no ha habido ninguna oportunidad». Además, la PAH denuncia que «en La Rioja no hay vivienda social para estas situaciones y otras que ocurren a diario, como los desahucios sin alternativa habitacional por no poder pagar el alquiler».

Consultado esto último, el Gobierno de La Rioja ha asegurado a este periódico que, gracias al protocolo de atención a familias afectadas por desahucios, «ninguna familia ha quedado desamparada en sus cinco años de actividad». Y, en concreto sobre los Pérez, se les recomienda dirigirse al IRVI. La concejal de Familia e Igualdad del Ayuntamiento de Logroño, Paloma Corres, ha declarado que, aunque «no es la única familia con la que se interviene», a los Pérez se les ha prestado «apoyo económico continuado», y, ahora, «el paso es dirigirse al IRVI por si hubiera algún alquiler social».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos