Ubis pide que la escolarización sea por número de solicitud, no por el apellido

Diego Ubis. /CS
Diego Ubis. / CS

El portavoz de Cudadanos piensa que la elección por apellidos tiene una distribución desigual

LA RIOJALogroño

El portavoz del Grupo Parlamentario de Ciudadanos (Cs) en La Rioja, Diego Ubis, ha propuesto hoy que la escolarización se realice por un número asignado al realizar la solicitud de plaza en vez de hacer un sorteo de la letra del apellido, que no garantiza la elección de centro a los padres.

En una rueda de prensa, Ubis ha recordado que el próximo 28 de marzo la Consejería de Educación sorteará la letra del apellido que primará ante posibles desempates en la asignación de plazas escolares, recoge la agencia Efe en una nota.

Los apellidos tienen una distribución desigual, por lo que ha considerado que no es el método "más justo", y además, muchos padres renuncian directamente a pedir plaza en su colegio favorito si no obtienen una buena letra en el sorteo, de modo que tampoco hay realmente libertad de elección de centro.

Proceso viciado

Con el sorteo de la letra el Miércoles de Pasión comenzará el "vía crucis" de muchos padres, que tendrán que "peregrinar" durante todo el mes de abril en la búsqueda de un colegio para sus hijos.

Ha insistido en que este proceso "injusto" está viciado desde sus comienzos y el "inmovilismo" del Gobierno de La Rioja, que solo tendría que modificar una línea en la orden que regula la escolarización, para que el sorteo de la letra fuera después de que los padres presenten sus solicitudes.

Ha recordado que hace dos años, se aprobó por una unanimidad en el Parlamento regional una iniciativa de Cs para modificar el decreto que regula la escolarización, pero aún no se ha hecho nada.

Además, ha subrayado que el consejero de Educación de La Rioja, Alberto Galiana, se comprometió en abril de 2017 a tener un nuevo decreto para el curso 2018-2019.

Ubis ha reconocido que el cambio del decreto es un proceso complicado que requiere el consenso de toda la comunidad educativa, pero modificar la orden es mucho más fácil. Con este sistema de escolarización, no se puede percibir la demanda real de los padres -porque eligen centro condicionados por la letra-, por lo que tampoco se pueden ajustar las inversiones a las necesidades reales de los centros.

A su juicio, la administración actúa sobre la demanda, no sobre la oferta educativa, por lo que se deberían ofrecer programas educativos innovadores en los centros con más plazas libres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos