«El turista extranjero es fundamental porque entiende el enoturismo de otra forma»

C.N. LOGROÑO

Bodegas Franco Españolas son un referente en cuanto a turismo extranjero. Durante el pasado año, unos 2.500 visitantes foráneos recorrieron sus instalaciones, el 20% del total. La clave, según explica Elena Pilo, responsable de Enoturismo, es ofrecerles actividades experienciales vinculadas, generalmente, a la gastronomía, como catas maridadas o convertir al visitante en enólogo por un día, además de ofrecer ludoteca en varios idiomas.

¿Cómo atraer al visitante de fuera de España? Fundamentalmente a través de las ferias y turoperadores extranjeros, aunque «también nos apoyamos bastante en los importadores que tenemos porque a través de agencias con las que tienen contacto nos sirven como fuente de atracción». Elena Pilo considera que este turista es fundamental porque, por lo general, «entiende el enoturismo de una manera diferente al nacional y tiene un potencial de gasto mayor. Además, disfruta del día laborable y es un turista muy interesado por la cultura del vino».

Asegura que se siente satisfecha con el papel que juegan en la promoción el Gobierno de La Rioja y los gobiernos locales, aunque el Ejecutivo central «podría dar mayor impulso al enoturismo porque somos un país vitivinícola, como Francia y, sin embargo, en España el peso que tiene la facturación del turismo vitivinícola es mucho menor que el que tiene en Francia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos