Un triple homenaje de justicia

Los tres homenajeados posan, tras la ceremonia, con Ceniceros, Delgado y Bretón. :: Jonathan Herreros/
Los tres homenajeados posan, tras la ceremonia, con Ceniceros, Delgado y Bretón. :: Jonathan Herreros

Miguel Azagra, Isabel González y Ana María Vega, Cruz de San Raimundo de Peñafort

ROBERTO GLEZ. LASTRA LOGROÑO.

Por su entrega, vocación y servicio público. El director general de Relaciones con la Administración de Justicia, Joaquín Delgado, impuso ayer la Cruz Primera Clase de la Orden de San Raimundo Peñafort a Miguel Azagra, Isabel González y Ana María Vega. La condecoración, instituida en 1944, es concedida por el ministro de Justicia para reconocer los servicios prestados en las profesiones jurídicas y administrativas.

En un abarrotado salón de la Delegación del Gobierno, que acogió a 70 invitados, se celebró la ceremonia en la que estuvieron presentes, entre otras autoridades, el jefe del Ejecutivo riojano, José Ignacio Ceniceros; la presidenta del Parlamento regional, Ana Lourdes González; la alcaldesa de Logroño, Concepción Gamarra; el presidente del Tribunal Superior de La Rioja, Javier Marca; y el Fiscal Superior, Enrique Stern.

LOS GALARDONADOS

Miguel Azagra Solano
Juez adscrito de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, desde el 2005 ocupó durante una década el cargo de Presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja.
Isabel González Fernández
Magistrada desde 1992, fue la mujer más joven en ocupar ese puesto en España. Fue durante 13 años, hasta el 2010, decana de los juzgados de Logroño.
Ana María Vega Gutiérrez
Destacada por su amplia labor investigadora en el mundo del Derecho, es, entre otros muchos cargos, directora y coordinadora, desde el 2003, de los cursos internacionales de verano sobre Derechos Humanos de la UR en la sede de la ONU en Ginebra.

«Debemos estar absolutamente orgullosos de los tres porque son un ejemplo para todos nosotros», destacó Delgado tras glosar prolíficamente las figuras de los homenajeados.

Miguel Azagra, que presidió durante una década la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, trasladó su agradecimiento a los impulsores de la iniciativa y dedicó la distinción al presidente del Colegio de Graduados Sociales de La Rioja, Javier Nieto, fallecido recientemente, y a todos los trabajadores judiciales con los que «he trabajado, porque todos ellos tenían muy claro para qué estaban en la Administración de Justicia, por y para el servicio a los ciudadanos».

Isabel González, decana de los jueces logroñeses, en su discurso, leído por Beatriz Marinero, quiso compartir el galardón «con todos los funcionarios de los juzgados logroñeses por su profesionalidad y compañerismo. Os guardo en mi corazón».

Finalmente, Ana María Vega, catedrática de Derecho Canónico de la UR, tras confesar su «honor» recordó que «la universidad no puede renunciar a su responsabilidad social».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos