El trigo y la remolacha se hacen un chequeo

Imagen de un trigal. / L.R.

La Rioja llevará a cabo una investigación para el control de enfermedades y el uso de las variedades mejor adaptadas a la región

EFELogroño

Un grupo operativo investigará en parcelas de La Rioja para intentar controlar las enfermedades de la cercospora en la remolacha y de la roya en el trigo a través de una estrategia de manejo integrado de plagas.

La Asociación de Investigación para la Mejora del Cultivo de la Remolacha Azucarera (AIMCRA), el Sistema de Información Agroclimática para el Regadío (SIAR), la Asociación Riojana de Agricutores y Ganaderos (ARAG-ASAJA) y la cooperativa El Cierzo, situada en Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), han constituido este grupo operativo.

El control se realizará mediante la combinación de las variedades menos sensibles a las enfermedades, el uso racionalizado de los fungicidas y la búsqueda del umbral de tratamiento óptimo con modelos de predicción de riesgo, ha detallado hoy ARAG-ASAJA en un comunicado.

Este grupo operativo se pondrá en marcha en la próxima campaña en el marco del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, tendrá una duración de tres años y ha sido cofinanciado por FEADER, el Ministerio de Agricultura y el Gobierno de La Rioja.

El objetivo principal del grupo operativo y, posteriormente, del proyecto es el manejo integrado de plagas adaptadas a las condiciones agroclimáticas de La Rioja y de acuerdo con la directiva del uso sostenible para el control de las enfermedades foliares de la remolacha azucarera y del trigo.

Se trata de que el agricultor pueda disminuir el empleo de productos fitosanitarios y, al mismo tiempo, que no pierda efectividad en la lucha contra las enfermedades.

Ha explicado que esto se consigue mediante el empleo de variedades más tolerantes a la enfermedad que ya están disponibles en el mercado, la realización de prácticas culturales concretas y un uso racional de los productos fitosanitarios que, sin perder eficacia, reduzca el empleo de materias activas.

Los resultados del proyecto serán directamente útiles en todas las explotaciones agrarias de La Rioja donde se cultiven remolacha azucarera y trigo, ha precisado.

Fotos

Vídeos