El Tribunal de Cuentas fiscaliza siete municipios riojanos por no rendir cuentas

A los ayuntamientos de Villalba, Pradillo, Ortigosa, Ochánduri, Villanueva, Villarroya y Clavijo se suman 10 mancomunidades por no aportar su contabilidad

LA RIOJA

logroño. El Tribunal de Cuentas ha realizado la fiscalización de siete ayuntamientos y diez mancomunidades de La Rioja por no cumplir con la obligación de rendir las cuentas de los ejercicios 2013, 2014 y 2015. En concreto, fiscaliza al Ayuntamiento de Villalba de Rioja por no rendir cuentas en los tres ejercicios, mientras que a otros seis -Clavijo, Ortigosa, Ochánduri, Villanueva de Cameros, Pradillo y Villaroya- por no hacerlo en el 2015.

En el caso de las Mancomunidades, las de Oja-Tirón, Zarratón de Rioja, Hervías y San Torcuato; Monte Rad-Yedro; Desarrollo Turístico Oja-Tirón; Anguiano-Matute-Tobia; Alto Iregua; y Aguas del Glera, se las fiscaliza por no rendir cuentas ni en 2013, 2014 y 2015.

Por su parte, la Mancomunidad del Desarrollo turístico 'La Senda Termal' no las ha rendido en el 2014 y el 2015, mientras que a la del Alto Najerilla le faltaría la del 2015, y a la de 'Pueblos del Moncalvillo' la del 2013.

En el conjunto nacional, este organismo ha acometido la fiscalización de un total de 62 ayuntamientos de más de 5.000 habitantes y una diputación provincial que no habían cumplido la obligación de rendir las cuentas de los ejercicios de 2014 y 2015, con el fin de contribuir a «remover los obstáculos estructurales, organizativos o las prácticas de gestión» que originan el incumplimiento.

En marzo del 2017, informó ayer Europa Press, se remitieron oficios a las entidades incumplidoras requiriendo la rendición de cuentas de los ejercicios 2014 y 2015, y solicitando información sobre «una serie de aspectos esenciales» para «evidenciar las razones del incumplimiento».

A principios de este mes de julio, el Tribunal ha cursado una serie de escritos a los alcaldes que aún no han rendido las cuentas solicitadas, citándoles para que se personen ante el Tribunal en caso de que a finales de mes no atiendan esta petición.

Esta personación se efectuaría sin perjuicio de las medidas establecidas en la normativa reguladora, tales como la realización de requerimientos conminatorios y la imposición de multas coercitivas a los responsables de las entidades incumplidoras, «que se harán efectivas sobre el patrimonio de estos».

En un comunicado, recuerdan además su recomendación de vincular la percepción de ayudas y subvenciones por las entidades locales a la previa rendición de cuentas por parte de estas.

Fotos

Vídeos