Tres municipios riojanos han necesitado 273.500 litros de agua en el primer semestre

El Gobierno regional facilita el transporte, el agua debe conseguirla el Ayuntamiento que la solicita. :: justo rodríguez/
El Gobierno regional facilita el transporte, el agua debe conseguirla el Ayuntamiento que la solicita. :: justo rodríguez

Treviana, Zenzano y El Collado se han visto afectados por la sequía y las averías en la red de suministro

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Sólo durante el primer semestre del 2017 los pueblos de La Rioja han necesitado 273.500 litros de agua. Sólo han sido tres: Treviana, el que más, 150.000; y las aldeas de Zenzano, perteneciente a Lagunilla del Jubera, 99.500, y El Collado, perteneciente a Santa Engracia del Jubera, 24.000. Parece una cifra alta pero supone un descenso del 25% con respecto al mismo periodo del 2016, cuando la necesidad de otros 150.000 litros de agua por parte de Hervías incrementó la cifra hasta los 353.500.

Más

No sólo la sequía o la situación geográfica provocan la necesidad del suministro de agua, también las averías en las redes de abastecimiento, como antes le sucedía a Hervías y actualmente a Treviana. Precisamente esta semana la Dirección General de Calidad y Agua del Gobierno de La Rioja ha anunciado haber iniciado los trabajos de estudio y detección de fugas en las tuberías de agua de veinte localidades adheridas al sistema de abastecimiento supramunicipal del Oja-Tirón, con el fin de «mejorar la captación y subsanar las pérdidas que ocasiona el consumo excesivo de agua».

El caso de Zenzano es particular porque es una aldea situada a más de 1.000 metros de altura y con 9 habitantes censados, aunque la mayoría no son residentes permanentes. Abandonada y rehabilitada en los últimos treinta años, en verano, como la mayoría de los pueblos, incrementa su población, y como el único manantial cercano no es suficiente y se seca en verano, para su abastecimiento necesita el agua que le transporta gratuitamente el Gobierno de La Rioja. Este año ha pasado de los 53.500 del 2016 a 99.500 litros.

La demanda de Santa Engracia del Jubera, de 24.000 litros, ha sido puntual, dividida en dos suministros en enero y febrero para la aldea El Collado a causa de una avería. La Consejería de Fomento y Política Territorial dispone de un camión y tres cisternas (con capacidad para 12.000, 17.500 y 25.000 litros) para atender estos casos. El próximo pueblo al que se le suministrará agua será, precisamente, Zenzano, en los próximos días. «Los pueblos que solicitan agua suelen ser bastante concretos, habituales, y por problemas de averías, en momentos puntuales, excepto en el caso de Zenzano, que no tiene recursos propios y, además, ahora se suma la sequía», explica Laura Moreno, responsable del Parque Móvil del Gobierno de La Rioja.

«Muchas veces es problema de la presión del agua o a causa de la ruptura de una tubería» Laura Moreno

«Zenzano no tiene recursos propios y, además, ahora se suma la sequía» Laura Moreno

Cuando la localidad solicitante reclama el agua por primera vez, los técnicos acuden a conocer el problema, que se intenta subsanar si es por una fuga, «muchas veces es problema de la presión del agua o a causa de la ruptura de una tubería», advierte Laura Moreno. El camión transporta el agua y la vierte en los depósitos municipales. En el caso de Zenzano, se añade la dificultad de que para llegar a él hay que ascender por un camino de 10 kilómetros con curvas de herradura, así que sólo puede acudir allí el camión con la cisterna pequeña.

No obstante, lo que facilita el Gobierno de La Rioja gratuitamente es el transporte, el agua debe conseguirla el Ayuntamiento solicitante. Y un método habitual es la compra. Lagunilla del Jubera, por ejemplo, habitualmente la compra a Logroño. «Nos cuesta muy poco, es un precio insignificante, testimonial», afirma el alcalde de Lagunilla, José Martínez, quien también informa de que actualmente se están realizando unas perforaciones en la veta del manantial de Zenzano para tratar de implantar un sistema de abastecimiento regular. «A poco que salga sería suficiente porque el agua se podría acumular, ya que apenas son dos vecinos en la aldea, aunque sube más gente a diario y los fines de semana», detalla José Martínez.

Fotos

Vídeos