Transportes Souto paraliza sus operaciones y deja en el aire 19 empleos en La Rioja

Instalaciones de Transportes Souto en La Rioja/Justo Rodriguez
Instalaciones de Transportes Souto en La Rioja / Justo Rodriguez

Los trabajadores de la delegación riojana apuntan que la firma les adeuda «cerca de 500.000 euros»

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

El futuro de la delegación en La Rioja de la empresa Transportes Souto (Polígono de El Sequero) se mueve entre el gris y el negro. Sin actividad desde el pasado miércoles (los responsables de la sucursal riojana paralizaron las operaciones para evitar que sus clientes se vieran perjudicados ante el previsible desmantelamiento de la firma), los 18 trabajadores -ocho con contrato laboral, siete autónomos dependientes y tres repartidores- esperan noticias desde Vigo al tiempo que asumen que pese a que «de manera oficial» no les han comunicado nada, «la vuelta atrás es imposible».

La sucesión de acontecimientos, que el sábado desembocó en Galicia en una asamblea de trabajadores para iniciar movilizaciones, se precipitó después de que, dicen fuentes de la empresa, se rompieran las negociaciones que el grupo (que en el 2016 facturó 81 millones de euros y logró un beneficio de explotación de 3,31 millones) mantenía con un inversor. No obstante, apuntan, la situación ha sido anómala durante el último año. «Llevamos bastantes meses en los que se han retrasado en el pago de las nóminas e, incluso, hay pagas extras sin abonar», explicaba uno de los trabajadores en La Rioja. Además, abundan, la situación económica de alguno de los autónomos dependientes es especialmente onerosa. «La firma tiene la política de pagarles a 180 días y cuando están intentando cobra los pagarés del mes de septiembre se los están devolviendo». Así, estiman, la deuda acumulada y pendiente de pago del último semestre con estos trabajadores «puede alcanzar los 500.000 euros».

En cuanto a las posibles causas que han desembocado en esta situación, fuentes de la firma apuntan hacia la dependencia de la misma de los contratos con Gefco y PSA (Citroën), sus principales clientes, que han diversificado su logística con otras firmas. De manera paralela apuntan a la puesta en marcha por parte de Souto de otra compañía de transporte a la que están desviando buena parte de su actividad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos