El tráfico pesado se desviará a la AP-68 desde Castejón, en lugar de Tudela, a partir de mayo

El tráfico pesado se desviará a la AP-68 desde Castejón, en lugar de Tudela, a partir de mayo

Cuevas ve «razonable» la alternativa articulada por Navarra, pero avisa de que nada obliga a La Rioja a compensar al Gobierno foral como éste reclama

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

El Gobierno de Navarra y el Ministerio de Fomento han pactado una solución para evitar el caos que sufre el nudo viario de Tudela desde la entrada en vigor del desvío obligatorio del tráfico pesado de la N-232 a la AP-68 entre el peaje de esta localidad y el de Zambrana (Álava) para evitar su paso por La Rioja: los camiones de cuatro o más ejes (los afectados por el cierre de la nacional) que circulen en sentido Logroño y Bilbao seguirán por la A-68 (la N-232 desdoblada por Navarra) hasta la AP-15, a la altura de Castejón, donde se habilitará un ramal que les conducirá hasta la AP-68. Este acceso existe ya (aunque no está habilitado al tráfico), será gratuito y entrará en servicio a finales de mayo.

El Ejecutivo foral ha tomado esta medida (para ello ya ha alcanzado un acuerdo con Audenasa, la concesionaria de la AP-15) debido a que el desvío de camiones ha saturado la N-121-C, vía que une Tudela con Tarazona y en la que desemboca el peaje de la AP-68, por el que ahora debe redirigirse el tráfico pesado. En esta zona confluyen el Hospital Reina Sofía, un polígono de servicios y los accesos a varios institutos lo que hacía necesario «solventar, o al menos mitigar, el considerable e inasumible aumento en la densidad del tráfico», según detalla el Ejecutivo foral en una nota de prensa.

Las obras necesarias correrán a cargo de Audenasa, y esta inversión, así como los gastos para su conservación y mantenimiento supondrán un coste de 803.000 euros hasta el 2029. En este sentido, el consejero de Desarrollo Económico del Ejecutivo foral, Manuel Ayerdi, ya ha reclamado al Estado y al Gobierno de La Rioja que modifiquen el convenio firmado para el desvío de camiones de la N-232 a la AP-68 entre Tudela y Zambrana para recoger esta situación y resarcir a Navarra. La Rioja, sin embargo, no se ve comprometida a ello. Según el consejero de Fomento, Carlos Cuevas, la medida es «razonable», pero «el acuerdo que tenemos firmado con el Ministerio no ha cambiado y nadie nos ha dicho que vaya a hacerlo».

El tráfico pesado que se dirige a Logroño y Bilbao y circula en la actualidad por la N-121-C para incorporarse a la AP-68 en el enlace de Tudela, deberá hacerlo a partir de finales de mayo por la A-68 hasta entrar en la AP-15 a través del acceso que va a habilitarse a la altura del hotel Villa de Castejón (está construido, pero en desuso). Desde ese punto, y tras un trayecto de cuatro kilómetros por la autopista navarra, accederá a la AP-68. Al mismo tiempo, los camiones en tránsito tendrán prohibido circular por la N-121-C.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos