«La tradición de mayoría absoluta aquí es muy fuerte»

Simón plantea optimizar el sistema electoral riojano y la profesionalización del Parlamento para ganar en control y calidad legislativa

-¿Es de verdad necesario cambiar la Ley Electoral de La Rioja?

-El riojano ha sido un sistema electoral que ha funcionado hasta ahora sin mayor problema, generando razonables dosis de representatividad y estabilidad. Pero como toda ley, tiene margen de corrección. Mi consejo es mejorarla conservando lo bueno e introduciendo pequeñas modificaciones, pero no un cambio radical de efectos imprevisibles.

-¿Bajar el umbral electoral del 5 al 3% para lograr más pluralidad a cambio de menos gobernabilidad?

-No tiene porqué verse así. A efectos prácticos, la simulación con el 3% dice que los bloques quedarían exactamente igual y se hubieran reproducido las mayorías que han existido hasta hoy. No afectaría por tanto al equilibrio, pero introduciría un plus cualitativo con la entrada de más voces en el Parlamento.

-También aboga por profesionalizar la Cámara y una paga de 1.200 euros a sus señorías. La mayoría de los diputados liberados por sus grupos, sin embargo, ya reciben una cantidad muy superior.

-Dos veces el SMI es sólo una referencia. De lo que se trata es de que todas esas dietas informales, indemnizaciones y demás que perciben los diputados se racionalicen en un pago único y decente y la gente sepa realmente cuánto cobran. Así se permitiría un mejor control al gobierno y mayor calidad legislativa y también favorecería optar al escaño no sólo a funcionarios, cargos públicos o personas con un trabajo flexible.

-¿Se podría exigir algo a cambio?

-La profesionalización permitiría ser más severo con las incompatibilidades sobre la evidencia de que una persona se dedica mejor a una tarea que a tres. Así se superaría la confusión cuando alguien habla y no sabes si lo hace como diputado, consejero, secretario general o vicesecretario de su partido. Además, eso facilitaría ajustar su labor y dejar de debatir proposiciones no de Ley absurdas, aunque me temo que ahí entra la lógica política de cada cual.

-¿Ha muerto la mayoría absoluta?

-Nada apunta a un nuevo cierre bipartidista en España, aunque el caso de La Rioja es particular y su tradición de hegemonía muy fuerte. Lo que sí proliferarán son los ejecutivos de coalición, sabiendo Cs y Podemos que donde realmente se influye es en el consejo de Gobierno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos