Siete extrabajadores de una contrata de la UR denuncian que han quedado en un «limbo legal»

Siete extrabajadores de una contrata de la UR denuncian que han quedado en un «limbo legal»

Los trabajadores eran parte de la plantilla de Servigesplan, adjudicataria saliente, y no han sido subrogados por la concesionaria entrante

LA RIOJA

Siete trabajadores de servicios auxiliares de la Universidad de La Rioja han denunciado mediante un comunicado estar ante un «limbo legal», a lo que habrá que unir una «indefensión sindical» gracias a «diversas actuaciones llevadas a cabo por Comisiones Obreras de La Rioja».

Los exempleados explican que fueron contratados para ocuparse de los servicios auxiliares de la Universidad de La Rioja (UR) hasta el pasado 1 de mayo de 2018, «cuando fuimos injustamente privados de nuestros puestos de trabajo y dados de baja de la Seguridad Social por la empresa adjudicataria saliente (SERVIGESPLAN S.L.) de dicho servicio hasta esa misma fecha».

Según relatan, la empresa adjudicataria saliente (SERVIGESPLAN S.L.), perdió la concesión del servicio, y les entregó una carta de subrogación que no ha sido aceptada por la empresa adjudicataria entrante (ELEROC SERVICIOS S.L.), por lo que SERVIGESPLAN inmediatamente les dió de baja en la Seguridad Social «el mismo día que perdió la concesión del servicio; es decir, el pasado 30 de abril de 2018».

Aseguran que por tanto, al ser privados del puesto de trabajo «sin cumplirse los requisitos legales exigidos para ello, tampoco podemos acogernos a la prestación por desempleo a la que tendríamos derecho» y añaden que «estas circunstancias nos dejan en una autentica situación de vacío legal, que no han querido solucionar ni los organismos pertinentes ni las empresa involucradas».

Cuentan también en la nota que cuando tuvieron conocimiento de la delicada situación laboral, consultaron «a un representante de Comisiones Obreras la posibilidad de convocar elecciones sindicales para disponer de un representante de nuestra plantilla». Su contestación -aseguran- fue que la convocatoria de unas elecciones era algo «inviable».

«Ante esta información, decidimos consultar a otras organizaciones que nos informaron de la posibilidad de convocar unas elecciones mediante una Asamblea de Trabajadores. Así lo hicimos el pasado día 26 de marzo de 2018, como recoge el acta correspondiente. El preaviso de estas elecciones se registró al día siguiente. De esta forma, pudimos celebrar las elecciones sindicales el día 28 de abril en las que participó toda la plantilla. El resultado fue de 7 votos para la candidatura de CSIF; dos votos para CCOO, y un voto en blanco», explican.

El día 3 de mayo de 2018, CCOO impugnó estas elecciones diciendo que «el centro de trabajo Universidad de La Rioja no es una unidad productiva autónoma con organización específica».

Esta nueva actuación de CCOO deja en suspenso las elecciones sindicales, «privándonos de nuestro representante y con la incertidumbre de volver a tenerlo en un futuro, ya que nuestra situación ahora depende de la decisión judicial», añaden.

Los trabajadores recurren a la denuncia pública «de nuestra injusta situación, y pedimos que Comisiones Obreras retire la impugnación y las administraciones competentes den una solución rápida a nuestra situación laboral y legal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos