«Entre 2.700 y 5.400 alumnos riojanos deberían estar identificados como más capaces. ¿Por qué no lo están?»

Justo Rodriguez

El vicerrector de la UNIR Javier Tourón, uno de los máximos expertos en altas capacidades, habla esta tarde sobre la situación de estos niños en España

LA RIOJALogroño

El vicerrector de Innovación Educativa de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), Javier Tourón, ha dicho hoy que la escuela no debe promover el igualitarismo, sino debe promover las diferencias para permitir a cada alumno que llegue tan lejos como sus capacidades le permitan.

Tourón ha ofrecido una rueda de prensa con motivo de la conferencia "Las altas capacidades en España, entre el drama y la incertidumbre", enmarcada en el ciclo "Diálogos sobre talento, educación y tecnología", que puede seguirse en directo a través de "streaming" en la página web de UNIR.

Este catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación ha explicado que el sistema educativo español agrupa a los alumnos en función de su edad, de modo que se desatiende a los estudiantes más capaces, que pasan desapercibidos.

El sistema está "desadaptado" para los alumnos más capaces y que aprenden más rápido, pero no para los que tienen dificultades de aprendizaje, que cuentan con profesores de apoyo a través de los equipos de orientación y esto "todo el mundo lo entiende", ha añadido.

Según datos oficiales, en La Rioja solo hay identificados 191 alumnos con altas capacidades, pero a su juicio esta cifra asciende hasta el 10 por ciento de la población escolar, que podría elevarse hasta el 15 por ciento, de modo que en la comunidad hay entre 2.700 y 5.400 alumnos más capaces sin detectar.

La razón de que no se haya identificado a estos niños es, para Tourón, que los centros educativos no tienen planes sistemáticos de identificación del potencial de sus alumnos, que se podría solucionar mediante una personalización de la educación.

"La escuela se ve como un lugar de enseñanza centrada en el profesor, cuando debería ser un centro de aprendizaje al servicio de los alumnos", ha constatado.

En su opinión, la "asignatura pendiente" del sistema educativo español es "visibilizar" de manera más rápida a los alumnos de altas capacidades, porque dentro de la población escolar son "los grandes desatendidos".

Este vicerrector de la UNIR ha indicado que "todo el mundo entiende" que si un niño destaca en fútbol o tenis acude a un centro de alto rendimiento, o si tiene más talento para la música puede formarse en un conservatorio porque las clases del colegio no son suficientes.

Por ello, ha demandado que se aplique también ese refuerzo para los niños que demuestran "más capacidades" en ciencias, humanidades o letras.

Para Tourón, esta educación personalizada no exige invertir más recursos económicos, es solo una cuestión de "voluntad política".

"Cuando un alumno no recibe un nivel de estímulos a la altura de sus capacidades, estas no se convierten en talento", ha agregado.

Para promover la excelencia educativa hace falta "más conciencia social", a través de planes y acciones de mecenazgo de fundaciones y entidades filantrópicas, como sucede en Estados Unidos, porque no se puede cargar todo a los presupuestos de la administración pública.

Además, ha resaltado que los padres de los niños con altas capacidades tienen que "formar equipo" y buscar alianzas con los profesores, porque su interés es común, aunque ha reconocido que algunos docentes se ven "rebasados" para atender a estos alumnos, porque no han recibido la formación adecuada.

Para atender estas nuevas demandas educativas, UNIR imparte el curso de "Experto Universitario en Altas Capacidades y Desarrollo del Talento", que permite identificar a estos alumnos y facilitar estrategias de intervención.

Durante la charla de esta tarde, Tourón también va a presentar la traducción al español del libro "Identificación y evaluación del alumnado con altas capacidades" de Steven I. Pfeiffer, profesor de la Universidad de Florida.

Este manual, editado por UNIR, es una guía práctica dirigida a padres, profesores y formadores de docentes, con metodologías específicas para detectar a los alumnos de altas capacidades e incluye dos capítulos adicionales a la versión en inglés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos