Un total de 45 riojanos se benefició el año pasado del programa 'cheque joven'

Jóvenes en una feria de Formación Profesional en Logroño. /  S. TERCERO
Jóvenes en una feria de Formación Profesional en Logroño. / S. TERCERO

El plan, para el que ya hay presentadas 105 solicitudes en lo que va del 2017, proporcionó ayudas por valor de 77.677 euros durante el 2016

M. J. GONZÁLEZ LOGROÑO.

El Gobierno de La Rioja concedió el año pasado 45 'cheques joven' por valor de 77.677 euros, frente a los 55 del 2015. En total, la Administración regional recibió 76 solicitudes (93 el ejercicio anterior), de las que 31 no prosperaron, bien porque los demandantes renunciaron a ellas, o bien porque no cumplían los requisitos, según los datos facilitados ayer por el Gobierno de La Rioja. Este programa, con el que se trata de incentivar la incorporación de jóvenes al mercado laboral, ya lleva acumuladas 105 solicitudes en lo que va del 2017.

El programa proporciona una ayuda directa a las empresas, que puede oscilar entre los 2.000 y los 7.500 euros, que contribuya a facilitar la empleabilidad juvenil en la comunidad. Forma parte del Plan de Empleo de La Rioja y se incluye en el Programa Operativo de Empleo Juvenil, la Iniciativa Comunitaria de Empleo Juvenil y el Programa de Garantía Juvenil.

Los beneficiarios de esta medida, que cuenta con la cofinanciación del Fondo Social Europeo 2014-2020, además de ser menores de 30 años, deben estar desempleados, no cursar formación reglada y estar empadronados en La Rioja durante los 365 días previos a la solicitud.

Inicialmente, el Gobierno de La Rioja tenía previsto acotar la edad de los beneficiarios al colectivo entre los 16 y los 25 años, pero finalmente la amplió hasta los 30.

Tras presentar la solicitud, el joven interesado en optar a esta ayuda mantiene una entrevista personal con un técnico de empleo y un orientador laboral que realizan una valoración técnica sobre cómo se adecua el solicitante a las demandas actuales del mercado de trabajo. Posteriormente, el interesado recibe un certificado de su inclusión en el programa, que le acredita ante las empresas interesadas en optar a las ayudas directas.

El cheque joven se abona a la empresa cada semestre, una vez comprobado por parte de la Administración regional que se mantienen los requisitos de la contratación. El importe de la ayuda varía en función del grupo de cotización a la Seguridad Social.

A esta iniciativa están llamadas a participar tanto las empresas privadas como las entidades sin ánimo de lucro. En este segundo caso, solo una institución participó en el programa el año pasado y la ayuda directa recibida ascendió a 2.218,75 euros. El presidente del PR+, Rubén Antoñanzas, se lamentó de ello en una nota de prensa, ya que «la partida destinada al cheque joven dentro del apartado 'familias e instituciones sin fines de lucro' era 250.000 euros», un dinero que «se ha perdido». El líder regionalista denunció «el fracaso del Gobierno en la creación de empleo para jóvenes».

Fotos

Vídeos