Las tormentas descargan por toda la región y anegan cultivos y carreteras en algunos puntos

Imagen de la carretera N-113 fue cortada tras la tormenta que descargó ayer tarde sobre la comarca de Alfaro.:: ernesto pascual
/
Imagen de la carretera N-113 fue cortada tras la tormenta que descargó ayer tarde sobre la comarca de Alfaro.:: ernesto pascual

LA RIOJA

Logroño. La Agencia Estatal de Meteorología había activado para ayer en La Rioja el aviso por precipitaciones y tormentas y los pronósticos se cumplieron. Una fuerte tromba de agua dejó más de 25 litros por metro cuadrado en varios puntos de la región, anegando carreteras y caminos y algunos cultivos. En Arnedo, la estación meteorológica del Gobierno de La Rioja registró 24,8 litros por metro cuadrado y la tromba dejó sin luz la calle San Pedro y avenida de Cruz Roja. En Ribafrecha las calles bajaban como si fueran ríos.

La lluvia también se hizo notar en San Asensio y fue la protagonista en el entorno de Alfaro. De hecho, entre las 17.15 y las 18.30 horas hubo que cortar al tráfico la N-113, en ambos sentidos, a la altura del kilómetro 81. La vía quedaba completamente anegada y la Guardia Civil desviaba el tráfico por la N-232.

En la zona de Yerga el aguacero dejó 25,9 litros y en Ocón y Moncalvillo se superaron los diez litros. En Logroño, la amenaza no llegó a hacerse realidad y apenas se registraron 4,2 litros por metro cuadrado.

También ayer se producía un fenómeno poco habitual. José Calvo, de Meteosojuela, informaba en su cuenta de Twitter de la formación de una tuba (nube embudo) sobre Sojuela, Entrena y Sorzano, que, a diferencia del tornado, no llega a tocar el suelo.

En temperaturas, en Calahorra se registró la máxima (24,4 ) y Logroño no superó los 21. Para hoy, la Aemet no ha activado ningún aviso, aunque se prevén precipitaciones, sobre todo en forma de chubascos y ocasionalmente con tormenta. Las mínimas no cambiarán, entre 12 y 14 grados, y las máximas subirán (21 y 24 grados).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos