Atrapados: cientos de conductores pasan hasta 10 horas atascados en la A-12 y la AP-68

Coches atascados la pasada noche en la A-12, mientras sigue nevando/Sonia Tercero
Coches atascados la pasada noche en la A-12, mientras sigue nevando / Sonia Tercero

LA RIOJA Logroño

Tarde de Reyes y de caos en las carreteras riojanas. Y noche también. Y no en las secundarias, sino en las principales: la N-111, la autopista AP-68 y la Autovía del Camino (A-12) quedaron este sábado cortadas tras un temporal de nieve que, pese a no ser una sorpresa, ha resultado en problemas rara vez vistos en las comunicaciones de la región, con cientos de conductores atrapados durante horas en las carreteras que, en teoría, deberían ser más seguras en caso de temporal.

Así, primero, sbre las cinco y media de la tarde cientos de coches quedaban atascados en la Autovía del Camino, A-12, en los alrededores del alto de San Antón (pasado Nájera) en sentido Logroño.

El tráfico quedaba detenido sobre las 17.30, por la acumulación de nieve y porque muchos vehículos se quedaron quedado cruzados, cerrando el paso a los que venían detrás, y no se liberó, si bien muy poco a poco, hasta pasada la medianoche cuando SOS Rioja informba del "desatasco" del alto de San Antón.

Relacionado

La acumulación de nieve en la zona provocó que los problemas se fueran acumulando. Eso, y que no se cortaron los accesos a la autovía hasta mucho tiempo después. Así, una conductora contaba a este periódico cómo ella había accedido a la autovía desde el ramal de Nájera cerca ya de las siete de la tarde, sin que nadie se lo impidiera y sin que se le advirtiera de los problemas que tenía la vía.

Además, la progresiva acumulación de vehículos dificultó mucho la labor de los quitanieves, que intentaban abrir un carril al tráfico pero se veían atascados cada pocos metros.

Así, los quitanieves han tardado en llegar a la cabecera del atasco, pero por fin consiguieron abrir un carril minutos antes de las ocho de la tarde. Pero, advertía el SOS Rioja, "el cruce de un sólo vehículo puede ocasionar importantes retenciones".

Y de hecho, así fue: sobre las ocho y media, SOS Rioja informaba de que de nuevo San Antón está atascado por la cantidad de coches cruzados. En realidad para muchos de los que estaban arriba no había habido "desatasco". La mayoría de los vehículos no llevaban cadenas, por lo que es difícil salir del lugar. Los conductores segían a la espera de noticias, mientras seguía creciendo el malestar entre los atrapados en la A-12 durante horas.

Uno de los vehículos atrapados era el autobús de línea de Jiménez que cubre el trayecto entre Nájera y Logroño. Llevaba una veintena de pasajeros. El conductor del vehículo estuvo intentando organizar a los coches que ocupaban los dos carriles para dejar paso a las quitanieves, pero sin mucha suerte.

Uno de los pasajeros del autobús criticaba, en declaraciones a este periódico, la "nula solidaridad" de algunos conductores. "La gente no se ayudan unos a otros a moverse, y con los dos carriles atascados, las quitanieves no pueden pasar ni esto se puede arreglar". Este mismo pasajero alababa el comportamiento "ejemplar" del conductor, "que no ha podido hacer más".

Sonia Tercero

Varios cuerpos de emergencia y seguridad estuvieron trabajando buena parte de la tarde-noche en los extremos del atasco. Por un lado, los bomberos de Logroño, y por otro los del CEIS de Nájera, intentando movilizar los vehículos atascados. También ha habido voluntarios de Protección Cvil y, por supuesto, la Guardia Civil.

Finalmente, el SOS Rioja informaba de que el tapón principal del alto de San Antón se movilizaba sobre las doce de la noche. Los vehículos se movían, aunque muy despacio. Otros, los de la parte trasera del "tapón", circularon, guiados por la Guardia Civil, en sentido contrario para coger entrada más próxima y circular por la N-232, en mejor estado.

El tráfico en sentido Burgos ha estado siempre abierto, aunque se exigen cadenas a los conductores.

Otro gran atasco en la AP-68

Mientras, el otro gran atasco se producía algo más tarde en la autopista AP-68, en la zona de Las Conchas de Haro. Un camión se quedaba en mitad de la autopista en el kilómetro 79 sobre las siete y media de la tarde y paralizaba totalmente el tráfico en dirección Logroño.

Vehículos atascados en la AP-68
Vehículos atascados en la AP-68 / Fernando Perez-Aradros

Según los testigos, "muchísimos" coches estaban atascados en la zona, mientras la cantidad de nieve seguía creciendo y amenazaba con las posibilidades de sacar los vehículos de ahí. Varios quitanieves, informaban esos mismos testigos, no podían moverse por la cantidad de coches, que ocupaban unos dos kilómetros de carretera, según la Delegación del Gobierno.

Finalmente, según esos testigos, sobre la medianoche se pudo retirar al camión, y los quitanieves empezaron a movilizar a las filas de coches muy despacio. En un principio, y así informó este periódico, parecía que eso iba a poner fin a la situación de los cientos de coches parados.

Sin embargo, pronto se vio que no era así. Los que estaban más adelante en la retención sí pudieron seguir camino, pero muchos otros vehículos quedaron atrapados por la nevada durante varias horas más. Los vehículos quitanieves no podían pasar entre el atasco, y aunque se hicieron intentos de sacar a los coches en contra dirección a buscar el enlace de Miranda, no fue una solución definitiva.

Mientras la Cruz Roja repartía agua entre los conductores atrapados. Hay noticias aún no confirmadas de que al menos un menor tuvo que ser trasladado a un centro sanitario en Haro.

Finalmente, los últimos vehículos pudieron moverse pasadas las cinco y cuarto de la mañana. Para entonces, algunos llevaban diez horas atascados en la autopista con temperaturas bajo cero

Cortada la carretera de Murillo

Los problemas se han multiplicado por toda La Rioja. Desde el SOS Rioja se informaba de que un autobús se ha cruzado en la LR-259 cerca de Murillo, y que mantenía el tráfico cortado en ambos sentidos.

Toda la noche

Las dificultades iban a durar toda la noche. El SOS Rioja recordaba que la alerta roja por nevadas copiosas en la Ibérica dura hasta las cuatro de la mañana, y que hay un aviso naranja por el mismo motivo en la Ribera del Ebro que no termina hasta las 15 horas de este domingo.

Así las cosas, la recomendación de los servicios de emergencia riojanos era a última hora de este sábado la de no coger el coche al menos hasta mediodía de este domingo. Y en ese momento, informarse previamente sobre el estado de las carreteras.

Todo el sábado

Y es que la nieve que empezó a caer desde este madrugada sobre La Rioja afecta con seriedad a todas las carreteras de la región. Tras todo un día cubriendo la sierra, con la caída de la tarde la nieve ha llegado al valle, afectando a la circulacion en carretera tanto regionales como nacionales.

Este es el caso de la N-111 cuya circulación quedó cortada a las 13.30 horas de este sábado entre los kilómetros 284 y 264 (desde Lumbreras hasta el límite con la provincia de Soria) debido a la nieve intensa, que impedía el tráfico de vehículos por la citada vía, según ha informado la Delegación del Gobierno, en una nota de la que informa EFE.

El tramo afectado era la parte riojana de la N-111 hasta el túnel del Puerto de Piqueras, que une Logroño y Soria, por esta carretera.

Por su parte, el Gobierno de La Rioja, en una nota, también informaba de que mantenía movilizados a once equipos para resolver las incidencias que puedan producirse por la presencia de hielo y nieve en las carreteras regionales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos