Talento y esfuerzo para los negocios

La Cátedra de Emprendedores celebró su XV aniversario entregando sus premiosWinderful Hostel&Cafe y La Frikilería cosechan los máximos galardones a la nueva línea de negocio más innovadora y al mejor comercio, respectivamente

P. HIDALGO LOGROÑO.

Resulta de una combinación de talento, creatividad y esfuerzo. Y da frutos como Winderful Hostel&Cafe y La Frikilería.

La Cátedra de Emprendedores de la UR celebró ayer el décimo quinto aniversario de su creación entregando los galardones del Premio al Mejor Emprendedor 2017. En el acto participaron la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra; el rector de la UR, Julio Rubio; y el presidente de la Cámara de Comercio e Industria, José María Ruiz-Alejos.

El Premio al Mejor Emprendedor, que alcanzó con ésta su décima edición, pretende reconocer y dar un impulso económico a quienes han creado una empresa o han abierto una nueva línea de negocio de carácter innovador y con un fuerte componente creativo en La Rioja.

El Winderful Hostel&Cafe, de Susana Palacio, mereció la máxima distinción (dotada con 3.500 euros). Palacio ha puesto en marcha una empresa en el Casco Antiguo de la capital riojana en la que sus clientes, además de disponer de alojamiento a buen precio, pueden acceder a actividades ligadas a los principales atractivos turísticos de la región.

Los dos accésit, con una aportación para cada uno de 600 euros, fueron para el Friends and Family, de Débora Perales, y para el negocio Canes con Modales, de Paula Miranda.

Por su parte, Beatriz Álvarez y Lorena Ubierna cosecharon el Premio al Mejor Emprendedor en Comercio por La Frikilería, una tienda de regalos y artículos de colección. Recogieron mil euros en una categoría que ha constituido la gran novedad de esta convocatoria.

«En nuestra ciudad hay mucho talento. Fomentarlo y convertir las experiencias de emprendimiento en motor de actividad para toda la ciudad es labor de este Ayuntamiento. Si ellos se atreven, nosotros estaremos a su lado», aseguró la regidora de Logroño. Por su parte, el rector de la UR remarcó que «la educación es una de las condiciones necesarias para un emprendimiento sólido y razonable». En el acto se homenajeó a los directores que ha tenido la Cátedra y se reconoció a la Cámara de Comercio, que la creó de la mano de la UR en el 2003. El Ayuntamiento de Logroño actúa en la actualidad como patrocinador.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos