El Supremo rechaza el recurso de Viamed ya que Legarra «sólo expresó sus discrepancias»

González de Legarra, en una imagen de archivo en Portales.
González de Legarra, en una imagen de archivo en Portales. / Antonio Díaz Uriel

En el 2014, la empresa de servicios sanitarios demandó al entonces presidente del PR y diputado por el contenido de unas ruedas de prensa

LA RIOJA LOGROÑO

La Sala de Lo Civil del Tribunal Supremo tiene en cuenta que el diputado regional y anterior presidente del Partido Riojano (PR), Miguel González de Legarra, «no hizo otra cosa que expresar sus legítimas discrepancias y su valoración negativa sobre el funcionamiento de la sanidad pública» en la comunidad riojana». También señala que «la crítica no se dirigió contra la sociedad demandante (Viamed Salud), sino contra el Gobierno regional que, como el resto de los sujetos aludidos, no consta que haya ejercitado acción judicial para tutela de su honor, presumiblemente porque ha entendido que este tipo de críticas forman parte del juego político».

Apunta igualmente el fallo que «los hechos probados demuestran que el presunto trato de favor que podría estar recibiendo la sociedad demandante por sus supuestos vínculos con la gerente del Servicio de Salud fueron denunciados por sindicatos y grupos políticos antes de que se difundieran las declaraciones del acusado». Y tiene en consideración, además, que la demandante-recurrente es una persona jurídica privada y que la jurisprudencia viene insistiendo en «la menor intensidad de la protección del derecho al honor» en estos casos.

«En contextos semejantes de contienda política se viene admitiendo que la libertad de expresión tiene una mayor protección y que puede excluir la ilegimitidad de expresiones que, aisladamente consideradas, pueden entenderse como excesos verbales», apunta también la sentencia de la Sala de Lo Civil del Tribunal Supremo.

«La crítica no se dirigió contra la demandante, sino contra el Gobierno», dice la sentencia del TS

Casi tres años después

Así, el recurso de casación interpuesto por Viamed Salud queda desestimado. El caso comenzó el 3 de septiembre del 2014, cuando Viamed presentó una demanda contra Miguel González de Legarra alegando vulneración del derecho al honor y pidiendo una indemnización de 50.000 euros por daños y perjuicios.

El juzgado de primera instancia número 74 de Madrid desestimó la demanda el 21 de septiembre del 2015, si bien la demandante recurrió en apelación a la Audiencia Provincial de Madrid y ésta desestimó nuevamente el caso el 27 de septiembre del 2016. Y el recurso de casación, ahora también rechazado, se refiere a esta sentencia de segunda instancia.

En su demanda, resume la sentencia, la demandante entendía vulnerado su derecho al honor como «consecuencia de las manifestaciones realizadas por el demandado en sucesivas ruedas de prensa con notoria repercusión mediática y en las que, en síntesis, se había acusado a la demandante de recibir un trato de favor de la administración autonómica y de lucrarse mediante la adjudicación arbitraria de contratos».

Fotos

Vídeos