¿Qué supone un traslado social?

Bodegas Bilbaínas, desde el apeadero de La Estación. / JUSTO RODRÍGUEZ
Bodegas Bilbaínas, desde el apeadero de La Estación. / JUSTO RODRÍGUEZ

Codorníu ya ha dejado claro que su actividad no se verá alterada por su decisión de domiciliar el holding en Haro | El decano de los economistas explica que la 'deslocalización', si no hay inversiones nuevas, no tendrá apenas más que un efecto estadístico

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

¿Qué supone un traslado de sede social como el que anunció ayer Codorníu con Haro como destino? La noticia -al margen de sus repercusiones sobre el 'procés' catalán- no deja de ser importante, puesto que la facturación del grupo, con datos de 'einforma' del 2015 obtenidos del registro mercantil, alcanzó los 235 millones de euros, con lo que, inmediatamente, pasará a ser la 'empresa riojana' con mayores ingresos, ránking que hasta ahora lidera la firma Crown Bevcam España, dedicada a la fabricación de envases metálicos con casi 224 millones de euros. Pero, al menos por el momento, poco más repercusión tendrá para la región que el 'efecto estadístico'.

En este sentido, Ernesto Gómez Tarragona, decano del Colegio de Economistas de La Rioja, deja claro que «la parte positiva la podemos encontrar en que es más probable que en el futuro, con más cercanía y seguridad jurídica, puedan plantearse hacer inversiones aquí». Gómez Tarragona explica que «lo que se ha anunciado es un cambio de la sede social, ni tan siquiera fiscal, aunque tampoco en este último caso tendríamos cambios significativos».

«Las empresas -explica- tributan por impuesto de sociedades e IVA; sobre el primero, la recaudación es exclusiva del Estado y del IVA en un 50%, aunque la otra mitad, que en teoría iría a cada comunidad autónoma donde se tributa fiscalmente, regresa a Madrid al fondo de garantía antes de distribuirse entre todas las comunidades autónomas».

«La parte positiva vendría si en el futuro Codorníu decidiera hacer inversiones en Haro o en La Rioja» Ernesto Gómez Tarragona Decano de los Economistas

El decano de los economistas señala que lo habitual es que «el domicilio social y fiscal coincidan y, de hecho, la Ley General Tributaria así lo entiende como norma general, pero con excepciones si en esa sede social no reside la gestión efectiva y la dirección de la empresa, como parece este caso».

Impuestos municipales

Gómez Tarragona detalla, por otra parte, que las empresas «sí pagan impuestos municipales» -IBI, por los edificios, e IAE, por la actividad económica-, pero la decisión de traslado social no implica cambios ni en la gestión financiera ni productiva, según anunció la propia compañía. «Tributarían más si ampliasen edificios, actividad o trabajadores, pero de momento no hay nada más que lo que ya está pagando Bodegas Bilbaínas».

El traslado, al igual que sucede con el ránking empresarial de la región, tendrá también su repercusión sobre el PIB regional si se toman como referencia los datos del registro mercantil, pero se trata de nuevo de «un efecto estadístico sin más», señala Gómez Tarragona, quien también descarta que otros colectivos profesionales como los notarios puedan beneficiarse: «Supongo que seguirá trabajando con los suyos de Barcelona». «En definitiva -concluye el decano de los economistas- el mejor 'efecto' posible es que la empresa se sienta a gusto aquí y decida realizar nuevas inversiones con La Rioja o Haro como destino».

Fotos

Vídeos