Detenido en la estación de Logroño por hacer de mula de medicamentos y recetas

Al detenido se le han intervenido 48 envases de Rivotril de 2 mg, con 15 comprimidos cada uno, 22 rectas falsificadas y una copia en color de un documento de identidad

LA RIOJA

Un hombre de 42 años y residente en Madrid fue detenido el pasado día 19 en la estación de autobuses de Logroño con gran cantidad de recetas falsas y 48 envases de Rivotril, un potente depresor del sistema nervioso central, cuya venta en el mercado ilegal habría alcanzado los 3.600 euros, mientras esperaba poder coger un autobús con destino a la capital española.

Según ha detallado la Jefatura en una nota, la detención se produjo el pasado lunes, 19 de febrero, en la estación de autobuses de Logroño, cuando el hombre esperaba para dirigirse a Madrid.

Los agentes, quienes realizaban una vigilancia rutinaria en el interior de la estación, observaron como un hombre que acababa de descender del autobús que cubre el trayecto Gijón-Barcelona, comenzó a ponerse nervioso ante la presencia policial.

Por ello, le pidieron su identificación y después le sometieron a un cacheo personal en un lugar apartado, para preservar así su intimidad.

Entonces, los agentes comprobaron que en el interior de su cazadora llevaba numerosos envases de Rivotril, gran cantidad de recetas falsas y una fotocopia de un DNI a nombre de otra persona, por lo que fue detenido y trasladado a dependencias de la Jefatura Superior de Policía para el esclarecimiento e investigación de los hechos.

Tras las investigaciones, la Policía ha comprobado que el detenido, al igual que otras personas, son captadas a nivel nacional por un grupo criminal con sede en Madrid dedicado al tráfico ilegal de estos medicamentos, para ser utilizados como "mulas" en el transporte y adquisición de estas sustancias, sin llegar a exponerse ellos personalmente.

El "modus operandi" consiste en dotar a estas personas de numerosas recetas falsas, extendidas por un mismo facultativo y a nombre de la persona que figura en la fotocopia del DNI, para programar un viaje de ida y vuelta a una ciudad española, en este caso Santander, con el único objetivo de introducir estas recetas en distintas farmacias y hacerse con la mayor cantidad del medicamento.

Al detenido se le han intervenido 48 envases de Rivotril de 2 miligramos, con 15 comprimidos cada uno, 22 rectas falsificadas y una copia en color de un documento de identidad.

La Policía ha detallado que, debido a la gran demanda ilegal de este medicamento, el precio aumenta de forma exponencial, por lo que una caja adquirida con receta legal en una farmacia podría costar 2 euros, mientras que en el mercado negro rondaría los 60 euros.

En cambio, la venta individual de cada comprimido alcanzaría los 5 euros, multiplicando 75 veces su precio, de modo que el valor de los medicamentos incautados en el mercado ilegal podría haber alcanzado una cuantía de 3.600 euros.

El detenido, un varón de 42 años y residente en Madrid, fue puesto disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia, junto con las diligencias policiales, como presunto autor de tráfico de estupefacientes y falsedad documental.

Los grupos de investigación de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja continúan las gestiones para lograr la identificación y localización del resto de personas que integran esta organización criminal.

La Policía Nacional ha alertado de que el consumo de medicamentos como el Rivotril bajo prescripción médica no supone riesgo alguno para la salud.

Sin embargo, mezclado con el hachís o la marihuana, mediante una pasta harinosa, da como resultado un producto conocido como el "karkubi", que ingerido junto con bebidas alcohólicas, se transforma en un potente psicotrópico con peligrosos efectos secundarios, tanto físicos como psíquicos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos