Stop Accidentes: «No merecemos una carretera como la N-232»

L. R. LOGROÑO.

«No sé cómo no salimos a la calle, no entiendo que tengamos una autopista sin liberar y una nacional con tramos con la mayor siniestralidad de España. Claro que hay muchos otros factores a tener en cuenta, por supuesto, pero el estado de las infraestructuras es uno de ellos. No nos merecemos estas carreteras en La Rioja, no merecemos el drama que supone la N-232». Quien así habla es Charo Gutiérrez, de Stop Accidentes La Rioja. Además, lo hace desde Alfaro, e invita a la DGT y a quien se preste «a darse una vuelta por el cementerio del pueblo y vea cuál es el panorama».

La carretera N-232 (de Vinaroz a Vitoria y Santander) continúa a la cabeza en cuanto a siniestros y víctimas mortales en La Rioja. Así, si el pasado año registró ocho fallecidos, este 2017 y hasta agosto -con la muerte de una niña de 11 años en el kilómetro 358 en Calahorra el pasado 11 de agosto cuando la furgoneta en la que viajaba chocaba contra un camión- ya han aumentado hasta los 11. «No nos queda otra que apelar a la responsabilidad de cada conductor, pero ésta es la mayor pandemia que venimos sufriendo desde hace años y aquí se oculta y se acepta... No vale resignarse y hay que denunciar que un coche, en el fondo, puede llegar a ser un arma», insiste Gutiérrez, quien sabe lo que es perder a un ser querido en la carretera de manera incomprensible.

El consejero de Fomento y Política Territorial del Gobierno de La Rioja, Carlos Cuevas, confiaba esta misma semana en que en este mes de septiembre se pueda firmar el convenio con el Ministerio de Fomento y la concesionaria de la autopista AP-68 para desviar por esta vía el tráfico de pesado procedente de la N-232. Cuevas adelantaba que los trabajos previos para suscribir ese convenio a tres bandas -Ministerio de Fomento, Gobierno regional y concesionaria en cuestión- están «muy avanzados», pero faltan los últimos trámites, ya que tiene que ser aprobado por el Consejo de Ministros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos