Solo ante el 'peligro'

Francisco Ruiz Jiménez en sus viñedos de Rioja Baja, a más de 600 metros de altitud. / Justo Rodriguez

Francisco Ruiz se muestra contrario al cambio de nombre y anima a apostar sin complejos por los vinos de la comarca Ruiz Jiménez es la única bodega que indica la subzona 'Rioja Baja'

A. GIL LOGROÑO

«Supongo que alguien del Consejo Regulador debería preguntarme a mí sobre el cambio de nombre...». Francisco Ruiz, propietario de Viñedos Ruiz Jiménez, es el único bodeguero que, desde el año 2002, incorpora la leyenda 'Rioja Baja' como elaborador de vinos de subzona: «No sé si soy el más visionario o el más inconsciente, pero a mí no me va mal por indicar la procedencia de mis vinos».

Francisco Ruiz, productor de vinos ecológicos al 100% y que cultiva unas 60 hectáreas de viñedo en dos pagos, Valcaliente y La Plana de Turras, no es Gary Cooper, pero sí está 'solo ante el peligro': de las 126 bodegas de Rioja que utilizan la indicación 'subzona' en sus etiquetas, 101 son de Rioja Alavesa, 24 de La Rioja Alta y sólo su bodega, Viñedos Ruiz Jiménez, lo hace en La Rioja Baja. «En mi opinión -explica el bodeguero- lo que teníamos que hacer es indicar la subzona en los mejores vinos de las bodegas que trabajamos exclusivamente con uvas de La Rioja Baja». «Tenemos paisajes maravillosos, muy buenas uvas y grandes vinos..., lo que nos falta es 'sacar pecho' y mostrarlos con orgullo».

Ruiz Jiménez explica que su última colección de vinos la ha etiquetado como Pago Valcaliente, en referencia al nombre del paraje -40 hectáreas de viña, junto con otras 20 de flora diversa en un entorno exclusivamente ecológico en la sierra de los Agudos-: «Desde el punto de vista del marketing, supongo que no me aconsejarían Valcaliente para un vino..., pero si mis viñedos están en dicho paraje natural no sé por qué no voy a indicarlo». El viticultor recurre a una anécdota cercana: «Vino a visitarme un importador y me preguntó por 'Valcaliente', que por qué ponía 'caliente' a un vino si sonaba mal para un producto como éste; luego me dijo también que ponía Rioja Baja, pero, tras catar los vinos, llegamos a un acuerdo». «Nos reímos -continúa- por los nombres, pero entendió perfectamente que son mis raíces y que no estaba dispuesto a renunciar a ellas».

Francisco Ruiz está convencido de que Rioja Baja podría encabezar una pequeña 'revolución' en el vino de Rioja: «Tenemos viñedos, buenas uvas y bodegas..., todos mis vinos de Pago Valcaliente, desde el blanco a la garnacha, al tinto de tempranillo y garnacha... han conseguido medallas de oro en concursos internacionales». «Para mí -insiste- ése es el camino».

El bodeguero señala que «Rioja Baja existe al menos desde hace ochenta años desde que se creó la denominación de origen». «En España, y en el mundo -continúa-, nos conocen así; creo que cambiar el nombre de la noche a la mañana tiraría mucho trabajo por la borda». Y concluye: «Supongo que el Consejo Regulador no tendrá pensada una partida de promoción específica para el nuevo nombre...».

Fotos

Vídeos