El 11,5% de solicitudes de Renta de Ciudadanía han sido denegadas ya por Servicios Sociales

Un ciudadano revisa el formulario de solicitud ante la ventanilla del punto de registro de la Consejería de Políticas Sociales. :: D. U.
/
Un ciudadano revisa el formulario de solicitud ante la ventanilla del punto de registro de la Consejería de Políticas Sociales. :: D. U.

Con 1.228 expedientes abiertos, la Consejería ha revisado 1.160, de los que 60 tienen ya la resolución favorable y 134 serán desestimados

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA* RGLASTRA@DIARIOLARIOJA.COM LOGROÑO.

Sesenta resoluciones favorables, 134 denegatorias y 966 aún en estudio. La implantación efectiva de la Ley de Renta de Ciudadanía de La Rioja avanza con lentitud pero sin pausa a punto de cumplirse los tres meses desde su entrada en vigor el pasado 5 de septiembre.

Con la migración automática al nuevo sistema, a primeros de octubre, de los 1.468 perceptores de las antiguas ayudas IMI (Ingreso Mínimo de Inserción) y AIS (Ayuda de Inserción Social), la labor de los funcionarios de la Dirección General de Servicios Sociales se centra ahora en el estudio exhaustivo de las 1.228 solicitudes que se han presentado hasta la fecha en la Consejería de Políticas Sociales, de las que 1.160 ya se han revisado.

Solicitud y requisitos
Dónde se tramita
La Renta de Ciudadanía se tramitará desde los servicios sociales de primer nivel (trabajadores sociales municipales). La petición se registra en la sede de la Consejería de Políticas Sociales (c/Villamediana).
Requisitos del titular
Tener la residencia efectiva en cualquier municipio de La Rioja, de forma ininterrumpida y al menos con un año de antelación a la solicitud. Ser mayor de veintitrés años. Constituir una unidad familiar o de convivencia, como mínimo con un año de antelación a la fecha de presentación de la solicitud. No disponer su unidad familiar o de convivencia de los medios económicos necesarios para atender las necesidades básicas de la vida. No haber prescindido voluntariamente de la realización de un trabajo adecuado ni haber donado bienes por importe superior a cuatro veces la cuantía básica anual de la renta de ciudadanía en los seis meses anteriores a la solicitud de la prestación. No residir en centros residenciales de personas mayores, de personas con discapacidad o de personas con enfermedad mental, ni en establecimientos penitenciarios...
Obligaciones del titular
Destinar la prestación a atender las necesidades básicas de la unidad familiar o de convivencia, realizar las contraprestaciones incluidas en el proyecto individualizado de inserción, colaborar con los profesionales encargados del seguimiento y evaluación del proyecto, facilitando su labor...
La resolución
Será dictada y notificada en el plazo de dos meses a contar desde la fecha de entrada de la solicitud en el Registro General de la Comunidad Autónoma.
Importes
Cuantías variables
La cuantía básica mensual es del 80% del IPREM (430 euros/mes). Por cada miembro de la unidad de convivencia se reconocerá un complemento. De dicho importe se deducen los ingresos de la unidad de convivencia. La cuantía máxima será del 125% IPREM (672,01 euros).
Compatilidades
Pensiones
Sí, con aquellas de importe muy reducido: de orfandad, en favor de familiares, de viudedad en favor de menores de 65 años y de incapacidad permanente, cuando su importe sea inferior a los 426 euros.
Empleo parcial
Sí. Siempre que no se superen los límites de rentas. Con el fin de incentivar el acceso al trabajo, el primer año no se tendrán en cuenta el 50% de las rentas del trabajo a tiempo parcial.
Duración
Revisable
Se mantiene mientras persistan los requisitos exigidos. Se podrá revisar en todo momento.

«Lo que ocurre es que es una revisión rigurosa y muy escrupulosa, porque presentar la solicitud no supone que da derecho a cobrar la Renta de Ciudadanía. Primero hay una labor de los funcionarios para comprobar que está bien rellenada, ya que hemos comprobado que algunas necesitan la subsanación de errores; a continuación se constata que esté toda la documentación necesaria; y a partir de ahí, se analiza y valora si el solicitante tiene o no derecho a su percepción», aclara Celia Sanz, directora general de Servicios Sociales, quien alerta de que se ha detectado un cierto efecto llamada.

LA FRASE Celia Sanz Directora general de Servicios Sociales «Tenemos que ser muy escrupulosos y que la renta la perciban los que realmente tengan el derecho»

«Ha habido efectivamente un efecto llamada porque ha llegado gente a solicitarla que ha pensado que la Renta de Ciudadanía se iba a dar como un subsidio y no lo es, éste es el último eslabón de una cadena para aquellas personas que tengan que cubrir sus necesidades más básicas y siempre con el compromiso y la obligación de atender a un itinerario sociolaboral. La Renta de Ciudadanía no es algo asistencial que se va a dar a todas las personas que no tengan recursos, sino a aquellas personas que no tengan cubiertas sus necesidades básicas y que se comprometan a ese itinerario sociolaboral», añade, para avanzar que 134 (el 11,5%) de los 1.160 expedientes ya revisados van a recibir en los próximos días «una resolución denegatoria porque no cumplen los requisitos establecidos para tener derecho a su percepción». En el lado contrario, a otros 60 solicitantes les llegará a su casa en lo que queda de noviembre una resolución positiva, ya firmada, que les permitirá empezar a percibir la Renta de Ciudadanía desde el próximo 1 de diciembre.

Pese al alto porcentaje de rechazos, en Servicios Sociales se ha detectado también que el nuevo sistema ha supuesto una mejora para muchos ciudadanos. «Sí, hemos visto que hay algunas solicitudes de IMI y AIS que han pasado ahora a Renta de Ciudadanía que si las hubiéramos resuelto con la normativa anterior no hubieran cobrado y con la nueva sí van a tener derecho», explica Celia Sanz, que achaca el cambio de respuesta a que «los requisitos no son los mismos, lo que no quiere decir que sean más flexibles o blandos, sino distintos, ya que por ejemplo ahora no se exige que pase un periodo desde que hayas dejado de cobrar la prestación, ahora se puede compatibilizar la renta con la nómina u otros ingresos...».

«Que nadie vincule esto a una flexibilización de las exigencias o del sistema, porque la Renta de Ciudadanía se va a conceder a personas que lo necesiten», insiste la directora de Servicios Sociales, que añade una explicación más: «Todavía es pronto para sacar estadísticas fiables o trazar radiografías, pero hemos comprobado que, como se intuía, ha cambiado efectivamente el perfil de pobreza y hay muchas solicitudes de gente que jamás hubiese sido beneficiaria de IMI y AIS, personas incluso con preparación universitaria, que por la crisis se han visto en una situación de desprotección y que tiene carencia económica e imposibilidad de cubrir sus necesidades más básicas».

Con una partida prevista para este año de 8,7 millones de euros y a la espera de que se cierren los Presupuestos del 2018, Celia Sanz recuerda que la Renta de Ciudadanía es un derecho subjetivo y se garantiza su cobro con una partida económica ampliable siempre hasta donde sea necesario. «La ley marca unos plazos y todo ciudadano que cumpla los requisitos tiene garantizado el derecho a percibirla, pero tenemos que ser muy escrupulosos en comprobar todos los requisitos para que los perceptores sean los que realmente tienen ese derecho», defiende la directora general, que mantiene las previsiones anunciadas por el Ejecutivo riojano de que la cifra final de perceptores ronde los 3.000-3.500.

Frente a algunas críticas políticas y la ansiedad de algunos solicitantes que dependen de la Renta de Ciudadanía para subsistir, Celia Sanz admite que «poner algo como esto en marcha siempre es complicado, primero porque ha habido que implantar un sistema informático completamente nuevo, que se ha hecho en coordinación con la Dirección General de la Agenda Digital. Está todo funcionando de una manera muy correcta, pero con el handicap de que es algo que es nuevo y hay que tener un poquito de paciencia. Lo que desde luego no vamos a hacer es dejar de hacer el trabajo de una manera escrupulosa, porque esa es nuestra obligación».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos