Hasta siempre, Menchaca

Jesús Menchaca Benito, en una imagen del 2017. :: juan marín/
Jesús Menchaca Benito, en una imagen del 2017. :: juan marín

El alberitense Jesús Menchaca, excolaborador de Diario LA RIOJA, falleció el lunes a los 96 años

PILAR HIDALGO

No resulta sencillo traducir en palabras la trayectoria vital de Jesús Menchaca Miguel, un hombre inquieto y generoso donde los haya que se despidió el pasado lunes dejando un recuerdo imborrable entre todos los que le conocimos. La voz de Jesús, 'Menchaca' para los amigos, se apagó en Alberite, el municipio donde nació hace 96 años y donde siempre vivió.

Menchaca era un apasionado de su localidad, de la que fue corresponsal para Diario LA RIOJA entre mediados de los 70 y el 2002. Para que su pueblo apareciera en las páginas de este periódico era capaz incluso de ir a ver los partidos de fútbol (aunque no le gustaba nada) y aguantar estoico las tardes de frío.

El deporte rey era de las pocas cosas que a Menchaca no le fascinaban y eso que el alberitense acumulaba infinitas inquietudes. Entre las primeras que despuntaron: su curiosidad por la meteorología. «Veía el tiempo en todas las cadenas y a todas horas», asegura su sobrina, Rosario Menchaca. Así, en los años 40 comenzó registrando día a día en unas cuartillas las temperaturas y precipitaciones en Alberite y luego la Aemet lo 'fichó' como su colaborador en la localidad riojana.

Pero fue mucho más que el 'hombre del tiempo' de Alberite. Benjamín de diez hermanos, echó una mano en los negocios familiares como proyectista del Jardín Cinema y en la Electra. Viajero incansable, con 90 años hizo la travesía del Transiberiano y con 88 subió al Machu Picchu.

Sus quince sobrinos no lo olvidan. «Nos ha llevado a muchas excursiones», señala Marcial Menchaca, a quien un fotógrafo del periódico Sud Ouest lo inmortalizó a mediados de los 50 en Burdeos celebrando junto a su tío y su prima Mercedes la victoria de etapa de Jesús Loroño en el Tour de Francia. «Era el que nos unía a la familia, el patriarca», declara.

«También un hombre adelantado a su tiempo», apostilla su sobrino político, Ernesto Gordo. Menchaca trajo el primer 'jeep' a La Rioja y el primer tractor, tomavistas y vídeo a Alberite.

En la redacción de Diario LA RIOJA siempre le recordaremos porque acompañaba cada una de sus visitas con una barca de temporada. Generoso y también sencillo, pese a su gran talla humana. La misma que demostró hasta el final de sus días. Para no incomodar, dejó escrito entre sus últimas voluntades que la noticia de su muerte no se hiciera pública hasta que después de celebrado el funeral. Quería un acto íntimo y éste tuvo lugar ayer.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos