El eje no estará en servicio, como mínimo, hasta el 2027

El eje no estará en servicio, como mínimo, hasta el 2027

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

La buena noticia es que los más de 140 kilómetros que conforman el corredor ferroviario riojano entre Miranda de Ebro y Castejón serán de alta velocidad. La mala es en qué momento lo serán.

Porque la tramitación del proyecto de AVE hacia el Este de la comunidad que retoma el Ministerio de Fomento tiene que partir de cero. Literalmente.

Además de que la anterior declaración de impacto caducó hace cuatro años (este dato no se conoció hasta el pasado mes de noviembre), es necesario adaptar el proyecto a la nueva Ley del sector ferroviario así como a los cambios tecnológicos registrados en todo este tiempo.

Así que habrá que hacer un nuevo estudio informativo, someterlo a consultas ambientales, aprobar un trazado definitivo, convocar un concurso para diseñar los proyectos de construcción, licitar las obras, adjudicarlas y comenzar los trabajos físicos. Por tanto, y desde el inicio del proceso hasta el fin de las obras, pasarían no menos de diez años. Así que el calendario se va hasta el 2027.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos