Sus señorías: se ruega moderación

Recientes numeritos en los plenos del Parlamento de La Rioja han acabado por colmar la paciencia de su órgano de gobierno, la mesa y junta de portavoces, donde se alcanzó recientemente el siguiente acuerdo: invitar a que los parlamentarios se moderen, sobre todo cuando acuden al atril. El nuevo espíritu, más celoso de preservar el decoro propio del Legislativo, ya se reflejó en la última sesión plenaria, con alguna admonición de la presidenta a sus señorías más rebeldes. El acuerdo fue suscrito por unanimidad, de modo que nadie quedó señalado con el dedo acusador, «aunque aquí todos nos conocemos», como advierte un diputado de la oposición.

Fotos

Vídeos