Señales que no señalan ciclistas

Varios ciclistas posan ante una de las señales luminosas estropeadas en la carretera LR-255 cerca de Alberite. :: /Antonio Díaz Uriel
Varios ciclistas posan ante una de las señales luminosas estropeadas en la carretera LR-255 cerca de Alberite. :: / Antonio Díaz Uriel

El último temporal de nieve inhabilita el pionero sistema de detección de bicicletas | La Jefatura Provincial de Tráfico de La Rioja reparará la señalización la próxima semana

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

Hace tres meses la Consejería de Fomento y Política Territorial del Gobierno de La Rioja y la Dirección General de Tráfico presentaron un nuevo sistema de señalización para incrementar la seguridad de los ciclistas en carretera. Con carácter pionero, detecta las bicicletas y a su paso debe encender unas luces informando a los conductores de vehículos de su presencia.

Este tipo de señales, dieciséis en total, se instalaron en las carreteras LR-111, LR-250, LR-254 y LR-255, pero al menos desde el temporal de nieve, hace un par de semanas, las luces ya no funcionan, por lo que invalidan las señales. Y los ciclistas riojanos lo saben. Una medida en principio positiva parece haberse quedado en nada. Guillermo Gutiérrez, de la asociación Sandalio y Bicicletas José Mari, explica que «la idea es buena pero si las señales no funcionan es hasta contraproducente porque, así, los conductores pueden pensar que no hay ciclistas cuando sí los hay e ir más confiados». Guillermo Gutiérrez va más allá y afirma: «Nosotros salimos todas las semanas y nunca las hemos visto funcionar».

Beatriz Zúñiga, responsable de la Jefatura Provincial de Tráfico de La Rioja, reconoce a Diario LA RIOJA que tenían constancia del mal funcionamiento de las señales, de hecho, ya estaba prevista la reparación de las dieciséis para la próxima semana. «Con las nevadas no ha funcionado el protector, ha entrado agua en las baterías y no se recargaban, puesto que son solares», justifica, y añade: «Si vuelven a fallar, lo revisaremos y las taparemos». No obstante, recuerda Zúñiga, este es un proyecto piloto en el que «La Rioja es pionera, si hubiera sido la tercera región que adopta la medida no hubiéramos tenido que solucionar estos imprevistos».

«Con las nevadas no ha funcionado el protector, ha entrado agua en las baterías y no se recargan» beatriz zúñiga / jefatura de tráfico

Al margen de los problemas, Zúñiga hace una buena valoración de la medida. De hecho, parece que el Gobierno de La Rioja planea adquirir más señalizaciones. La Consejería de Fomento informó ayer a este periódico de que «las señales dejaron de funcionar unos días como consecuencia del temporal», y aunque aseguró su actual «correcto funcionamiento», admitió que «está previsto hacer una serie de pruebas».

Pero los ciclistas riojanos no están satisfechos. Se valora la intención, pero no la ejecución. «Las señales podían ser útiles, pero no funcionan. Así, apagadas, el conductor no entiende si hay o no ciclistas, pueden resultar hasta peligrosas porque dan información errónea», advierte Jesús Manuel García Ortega, ciclista y creador del equipo Bodegas Mazuela Rioja Master. «El día que nevó pasé con el coche por una señal y esta alertaba de la presencia de un ciclista y no encontré ninguno. La idea está bien, pero no es práctica. Tampoco las zonas donde las han puesto me parecen de extrema peligrosidad», opina la triatleta María Gómez Ijalba. Y el ciclista Iñigo Ojeda expone que «cada día más personas practican ciclismo de carretera, por lo que este tipo de señales deberían estar siempre en funcionamiento».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos