El seguro agrario y los Planes de Mejora

REDACCIÓN LOGROÑO.

Cuando un agricultor o ganadero solicita un Plan de Mejora se le conceden una serie de puntos en función de varios parámetros: tipo de cultivos que tiene; zona donde tiene la explotación; Explotación Prioritaria (o no); tipo de inversión; número de trabajadores que tiene en su explotación; joven agricultor/ganadero (o no); si se pertenece a una OPFH (o no)... Además, se tiene también en cuenta si el año anterior se contrató algún tipo de seguro agrario. Cada una de estas características tiene una puntuación, y las solicitudes de Planes de Mejora se ordenan según los puntos obtenidos. Así, se aprueban primero los expedientes que más puntos tienen, y se siguen aprobando sucesivamente según este orden de puntuación hasta llegar a cubrir los presupuestos asignados cada año para Planes de Mejora por la Consejería de Agricultura.

Es pues importante tener el mayor número de puntos posibles. Pero además se necesita un mínimo de puntos para que un Plan de Mejora sea aprobado. Algunos solicitantes no llegan al mínimo de puntos, por lo que son excluidos de recibir esta ayuda.

Con un ejemplo se puede ver mejor. Si el límite mínimo de puntos fuera 26 (como pasó el año pasado), un agricultor, mayor de 41 años, hombre, con Explotación Prioritaria, con viñedo y cereal, sin seguro agrario el año anterior, y con inversiones solo de maquinaria, hubiera tenido un total de 25 puntos. Por tanto, no se le concedería ayuda ninguna. Pero si este mismo agricultor hubiera tenido un seguro agrario el año anterior a la solicitud, su puntuación hubiera sido de 40 puntos, por lo que sí le hubieran concedido la ayuda.

Fotos

Vídeos