El sector riojano se divide en tres subsectores: cebaderos, lechones y producción mixta

La producción porcina representa el 24% de la ganadería riojana, liderada por la carne de aves, que supone el 31%

P.G.M. ALESANCO.

Como explica Juan Doménech, jefe del Servicio de Estadística y Registros Agrarios de la Consejería de Agricultura en Cuaderno de Campo, el censo de hembras reproductoras en el conjunto del sector productivo español ha aumentado tras haberse sometido a importantes cambios estructurales y de gestión, y a la implantación del sistema de integración productiva de forma mayoritaria, mediante el cual el ganadero aporta las instalaciones (su granja) y la mano de obra (la suya y la de sus empleados), en tanto que la empresa integradora proporciona el resto de los elementos necesarios en la escala productiva: los animales, los servicios veterinarios y los piensos. Al final, el ganadero recibe un pago por animal producido. El sistema de integración se está imponiendo en el conjunto del país, sobre todo en Aragón y Cataluña, donde se concentra el 80% de las granjas.

En La Rioja, el sector se divide en tres grandes apartados. Cebaderos, producciones de lechones y producción mixta y ciclo cerrado. En cuanto a cebaderos, existen 53 explotaciones, con 108.152 plazas; en la producción de lechones hay 11 explotaciones con 1.652 cerdas y por último existen en La Rioja 21 explotaciones (mixta y ciclo cerrado) con 12.848 plazas de cebo y 2.964 cerdas.

EL SECTOR RIOJANO

108.152
plazas de cerdos en cebaderos en las 21 explotaciones riojanas

Juan Doménech subraya el cambio operado en las últimas décadas en nuestra región: «Hace 30 años La Rioja contaba con numerosas instalaciones de cerdas madres, con 8-10 hembras de media, que se criaban en las cuadras o bajeras de las casas, y su explotación constituía un complemento económico a la actividad agrícola principal. Todo este sistema desapareció y hoy es otra historia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos