El sector pide al Ejecutivo riojano un plan pactado para impulsar el turismo

Francis Paniego y diversos representantes del sector turístico, ayer tarde a su llegada a la FER. :: Díaz uriel/
Francis Paniego y diversos representantes del sector turístico, ayer tarde a su llegada a la FER. :: Díaz uriel

Una veintena de representantes del colectivo, incluido Francis Paniego, analizaron ayer en la FER la «preocupante situación» que reflejan los indicadores turísticos

ROBERTO GONZÁLEZ LASTRA LOGROÑO.

La espita abierta el pasado domingo por el prestigioso cocinero riojano Francis Paniego, poseedor de tres estrellas Michelín, no ha hecho sino avivar las ascuas del colectivo turístico riojano, muy poco conforme con la gestión política de un sector de actividad clave en la economía de la comunidad.

Una veintena de representantes del sector -hoteles, casas rurales, campings, bodegas, restaurantes, bares y cafeterías, agencias de viajes, OPCs...- se dio cita ayer tarde en la sede de la FER para analizar la «preocupante» situación tras los últimos indicadores y el «escandaloso» desplome de visitantes foráneos.

El colectivo ha cerrado filas y reclama soluciones a las instituciones públicas y a los distintos grupos políticos riojanos, un plan que debe ser consensuado con el propio sector turístico. «Nadie quiere la cabeza de nadie, pero era ya hora de poner el puño sobre la mesa y decirles a los políticos y a las instituciones, porque no hablamos solo del Gobierno de La Rioja, que ya basta, que ya está bien de que hagan las cosas sin contar con nadie y en este caso sin escuchar a los profesionales que saben de esto», resumían, en declaraciones a Diario LA RIOJA, fuentes del sector presentes a la cita. «No podemos perder un año más y, aunque este 2018 iremos a remolque de lo que está ya programado, habrá que cambiar cosas porque así no vamos a ningún lado», añadían las mismas fuentes, que abogaban por la unidad de todos.

Bronca bienvenida

El propio Francis Paniego, a través de las redes sociales, resumía en varios tuits el regusto que le había dejado el encuentro: «Lo que he detectado, es que todos los actores del sector, quieren ser dueños de su destino. El sector quiere trabajar y detecto la exigencia a la administración por convertirse en el actor principal del turismo de la región. Estos deseos, superan los personalismos y exigen una actitud compresiva, de acción y de colaboración al servicio de la región y de sus principales actores. Toda esta bronca de días atrás, bienvenida sea, si sirve para hacer realidad este sueño. Ahora todos a trabajar».

El debate está servido y, a la espera de la comparecencia parlamentaria de Leonor González Menorca, hoy vuelve a escena uno de los grandes señalados, el director general de Turismo, Eduardo Rodríguez Osés, quien junto a la consejera analizará la ocupación turística en el 2017.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos