Una sartén delatora

Aspecto que presentaba la plantación en la vivienda de Lardero. A la derecha, alguno de los efectos intervenidos. :: guardia civil de la rioja/
Aspecto que presentaba la plantación en la vivienda de Lardero. A la derecha, alguno de los efectos intervenidos. :: guardia civil de la rioja

Detenido un vecino de Lardero por una plantación de marihuana descubierta al provocar un incendio cuando cocinaba

LUIS J. RUIZ LOGROÑO.

Uno de los pilares fundamentales de todo buen cocinero es estar pendiente de lo que tiene al fuego. Un despiste no solo puede arruinar la mejor de las elaboraciones, sino que puede acabar con la cocina calcinada. La norma, que es básica para todo el que se ponga en los fogones, es quizá más importante si uno ha habilitado en dos habitaciones de su vivienda una completa plantación de marihuana capaz de alumbrar cuatro cosechas anuales y quiere pasar desapercibido.

Un vecino de Lardero, de 31 años, nacionalidad española y domiciliado en avenida de San Pedro, no siguió ese manual de nuevos gastrónomos y acabó con la cocina en llamas y detenido por la Guardia Civil. Su particular jardín 'indoor' de marihuana comenzó a desmoronarse cuando, mientras preparaba la cena, dejó olvidada en la placa vitrocerámica una sartén. El aceite comenzó a coger temperatura hasta que las llamas hicieron acto de presencia y dominaron el escenario doméstico.

LOS HECHOS

uEl incendio
El miércoles 8 de noviembre hacia las 23.20 horas. Varias dependencias se vieron afectadas por el fuego y el humo.
uLa plantación
Al analizar los daños provocados los agentes localizaron una plantación 'indoor' en dos habitaciones con lo necesario para lograr cuatro cosechas al año.

Nunca llamó a los servicios de emergencia. Al percatarse de que la cocina de la vivienda estaba ardiendo intentó sofocarlo por sus propios medios. No lo consiguió y fueron varios los vecinos de la zona los que acabaron por alertar a la Guardia Civil que poco después llegó a la zona. Tal era el empeño del propietario por acabar con las llamas por su cuenta que los bomberos tuvieron que desalojarle del interior del inmueble debido al alto riesgo de intoxicación por inhalación de humo.

El detenido intentó sofocar el fuego sin llamar a los servicios de emergencia, que le desalojaron para apagar las llamas

Sorpresa en las habitaciones

Poco después el fuego era extinguido y llegaba el turno de los agentes del puesto de la Guardia Civil de Villamediana, que accedieron al interior del inmueble para comprobar los daños que las llamas habían provocado. En las habitaciones les esperaban las plantas de marihuana.

Según explica la Guardia Civil en una nota de prensa, allí descubrieron «un completo laboratorio tipo 'indoor'» que estaba destinado al clultivo intensivo de marihuana en el que, en diferentes estados vegetativos, había un total de 46 plantas. Las dos dependencias estaban completamente preparadas: había lámparas especiales de gran potencia lumínica para simular la luz solar y favorecer el desarrollo, sistemas para el control de fotometría, temperatura y humedad, filtros de carbono, extractores de aire, fertilizantes... Así, sostiene la Guardia Civil, el detenido podría haber obtenido con este cultivo intensivo hasta cuatro cosechas de marihuna anuales.

Aún con los restos del incendio culinario en el ambiente, los agentes registraron a fondo la vivienda e intervinieron diferentes cantidades de marihuana ya recolectada, básculas de precisión y un total de 15 teléfonos móviles, que ahora están siendo analizados. Los agentes le imputan un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de drogas. Sin antecedentes por delitos de drogas, tras prestar declaración ante la Guardia Civil fue puesto a disposición del juzgado, que decretó su puesta en libertad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos