Santa Potamia regresa a su ermita

La denuncia. Diario LA RIOJA denunció la ruinosa situación de la ermita, llena de escombros, en septiembre del 2015. Hoy luce por fin recuperada./
La denuncia. Diario LA RIOJA denunció la ruinosa situación de la ermita, llena de escombros, en septiembre del 2015. Hoy luce por fin recuperada.

Al falta de ser de nuevo sacralizada por el obispo, el Ayuntamiento desea restaurar también el suelo y crear una ruta turística | Las obras de rehabilitación del templo de San Millán de la Cogolla ya han finalizado

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

La ermita de Santa Potamia ya vuelve a ser un orgullo para los vecinos de San Millán de la Cogolla. La restauración del templo concluyó el pasado mes de agosto y ayer, cuando el municipio festejaba a su patrona Santa Gertrudis, también deseaba haber realizado el primer acto oficial para reinaugurarlo, pero no fue posible. «No hay manera de cuadrar agendas», lamenta la alcaldesa de San Millán de la Cogolla, Raquel Fernández Tejerina. Y es que la ermita de Santa Potamia necesita ser de nuevo sacralizada, algo que en el pueblo desean que realice el obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Carlos Escribano, y que al acto puedan acudir tanto el presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, como el director general de Cultura, Eduardo Rodríguez Osés, pero aún no se ha podido establecer una fecha común, así que es posible que la celebración se retrase hasta la festividad de Santa Potamia (31 de enero).

No obstante, la imagen de la santa que relató al obispo de César Augusta (Zaragoza), San Braulio, la vida de San Millán ya ha regresado a su ermita después de unos años acogida en otra de San Millán, la de San Roque. Hasta hace poco el templo se presentaba a los visitantes de la 'cuna del castellano' con un agujero en el tejado que ya, por fin, ha sido reparado junto a una actuación integral, también en el interior.

SANTA POTAMIA

Quién
discípula de San Millán de la Cogolla que en el siglo VI relató la vida de su maestro a San Braulio.
Cuándo
al morir, sus restos fueron enterrados en la ermita de San Jorge, situada donde ahora se encuentra la Ermita de Santa Potamia, que es del siglo XII.
ómo
situada en el Camino Real y en la entrada a San Millán de la Cogolla, acaba de ser restaurada y ahora debe ser sacralizada de nuevo.

La primera fase del plan de rehabilitación tuvo un presupuesto de 55.821 euros, del que el Gobierno de La Rioja ha sufragado el 73,6%. Unos problemas añadidos en la bóveda provocaron que el coste de la intervención aumentara y el Ayuntamiento de San Millán ha tenido que invertir 59.000 euros, aunque espera poder obtener una nueva subvención para sufragar ese coste y restaurar también el suelo del templo, que ha quedado pendiente.

Pero ahora la ermita de Santa Potamia ya es otra vez parte del patrimonio de San Millán del que sentirse orgulloso. «Estamos contentos porque ahora está bonito; es algo que yo tenía en la cabeza antes de ser alcaldesa, así que ha sido lo máximo porque antes estaba todo roto», explica la regidora municipal, Raquel Fernández Tejerina. La colaboración de los vecinos del pueblo ha sido esencial, primero acogiendo la imagen de Santa Potamia, y después «han hecho donativos anónimos para comprar bancos nuevos y otras cosas para la ermita», destaca la alcaldesa de San Millán.

Santa Potamia, «mujer religiosísima, de santa memoria», describió Suso como «cantera de santos». Murió allí mismo, en la ermita anterior consagrada a San Jorge, en el siglo VI, donde descansaron sus restos hasta que en el XVI se trasladaron al monasterio, aunque se conserva su sepultura. Ahora, el Ayuntamiento de San Millán, según anuncia el teniente de alcalde, Alfonso Maestro, tiene el proyecto de realizar una ruta turística por la más de una docena de ermitas y restos arquitectónicos con los que cuenta la localidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos