Salud descarta que la muerte de un paciente se deba a una infección de origen quirúrgico

LA RIOJA Logroño

José Miguel Acitores, director del área de Salud de La Rioja, negó ayer que el fallecimiento, el pasado 6 de septiembre, de un paciente tras ser sometido a una intervención quirúrgica en el Hospital San Pedro de Logroño esté relacionado con una infección contraída en el quirófano. La familia sostiene esa versión en la reclamación presentada en Rioja Salud.

«Hemos recabado información de los profesionales que atendieron al paciente y nos cuentan que en ningún caso existe relación entre el fallecimiento y su paso por el quirófano», explicaba Acitores en referencia a la reclamación tramitada por la familia y sobre la que ayer informó el portal nuevecuatrouno.com. «Los cirujanos siguen un procedimiento de asepsia rigurosísimo y, cuando hay algún problema o alguna duda sobre la situación de los quirófanos se cierran y hasta que no pasan todos esos controles no se vuelven a poner en funcionamiento», sostiene.

Según la versión de la familia, el fallecido fue ingresado en el hospital aquejado de una afección pulmonar «sospechando que fuese una fibrosis» y tras una notable mejoría fue sometido a una biopsia pulmonar el 22 de agosto tras la que recibió el alta. Dos días después, apunta la información, fue «ingresado de urgencia tras comunicarnos que se encontraba mal por un virus contraído en el quirófano».

«Se trata de un paciente con una patología crónica al que se le realizaron una serie de pruebas para ofrecerle un diagnóstico y que lamentablemente, en el contexto de su enfermedad, tuvo un desenlace fatal», apunta el director del área de Salud de La Rioja. «No hay ningún virus en los quirófanos. Debemos trasladar tranquilidad y explicar que los servicios de medicina preventiva se encargan de garantizar esa asepsia absolutamente necesaria. No hemos tenido ningún quirófano cerrado».

Fotos

Vídeos