Sabores para la Navidad

Orejones secados en cañizos en Nalda, junto a las populares pasas de ciruela de la localidad. COLLETERO
/
Orejones secados en cañizos en Nalda, junto a las populares pasas de ciruela de la localidad. COLLETERO

La localidad mantiene la elaboración artesanal de una fruta seca, que exige un arduo trabajo y que ofrece un escaso margen de beneficios Nalda produce orejones secados de forma natural en cañizos

P. HIDALGO NALDA.

Ahora que se aproxima la Navidad, muchos comienzan a pensar en cómo sorprender a los suyos en los menús propios de estas fechas. Uno de los productos característicos de esta época de celebraciones son los orejones, que en Nalda la Asociación El Colletero elabora de forma artesanal con el apoyo del colectivo PANAL.

Ambas entidades mantienen una costumbre «de toda la vida» en la localidad y que, pese al arduo trabajo que exige esta fruta seca, continúan elaborándola cada año para preservar este legado.

150
kilos de orejones de melocotón estima El Colletero que comercializará en el 2017, un año que ha resultado complicado para el agro.

La secretaria de PANAL, Raquel Ramírez, señala que la producción actual es «muy pequeña». «Un año bueno podemos llegar a los 200 kilos», pero en este 2017 tan difícil para el agro estima que comercializarán alrededor de 150 kilos.

Ramírez explica que el método artesano resulta muy laborioso. Se lleva a cabo en verano y hasta finales de septiembre, cuando se procede a la recogida del melocotón. «El primer día se pela y se coloca en el cañizo. Al día siguiente se le saca el hueso y se deja de nuevo en el cañizo. Al tercero ya se cuelga en pinchos y se deja secando entre siete y diez días, según la calidad de la fruta», expone.

Recomienda que el melocotón ni se moje ni se coloque de forma que el sol le dé de forma directa «para que no se quede negro».

Además del mimo, la dedicación y el tiempo que exige su preparación, la secretaria de PANAL indica que económicamente tampoco resulta barato. «Tiene mucha merma, por lo que para elaborar un kilo de orejones necesitas diez de melocotones», precisa. «Y teniendo en cuenta que un kilo de esta fruta sale por 1,50 euros aproximadamente, hacer un kilo de orejones te cuesta unos 15 euros», abunda.

Así, en la Tienda del Colletero en Logroño, en sus instalaciones en Nalda y en el Mercado de la Pasa que se celebrará el próximo 17 de diciembre los venderán a 16 euros.

Eso sí, asegura que el secado natural al cañizo les confiere un sabor y calidad «increíbles». «Además esta transformación carece de huella de carbono», añade, como otra de sus bondades. En Nalda también hacen orejones de tomate, manzana reineta y pera.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos