«No sabemos si la dislexia tiene cura pero sí que tiene una solución»

Luz Rello, ayer en la Universidad de La Rioja. :: / Justo Rodriguez
Luz Rello / Investigadora en la Carnegie Mellon University de Pittsburgh (EEUU)

«El indicativo más habitual del trastorno es una velocidad de lectura más baja de lo normal y dudas y titubeos a la hora de leer»

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Cuando Luz Rello (Madrid, 1984) decidió hacer su tesis doctoral nunca pensó en estudiar la dislexia. Y eso que ella conoce, de primera mano, la realidad de ese «trastorno del aprendizaje». Pero su director, Ricardo Baeza-Yates, sabía que era la persona adecuada para abordar una realidad que, estima, afecta en España a unos 600.000 estudiantes en edad escolar. No se equivocó. Incluso el MIT Technology Review la incluyó en el 2014 en el selecto club de los diez jóvenes innovadores españoles con mayor proyección. Ayer ofreció dos conferencias en la Universidad de La Rioja.

- Es la fundadora de Change Dyslexia e investiga las relaciones entre dislexia e informática ¿Cómo pueden ayudar las nuevas tecnologías a ese trastorno?

- La investigación en informática puede ayudar no solo en el caso de la dislexia, sino en muchísimos ámbitos. En nuestro caso hemos mezclado la investigación en informática y en lingüística y dentro de la informática nos hemos centrado en diferentes áreas de inteligencia artificial, procesamiento del lenguaje natural e interacción hombre-máquina para desarrollar herramientas de detección precoz y apoyo a la dislexia. La tecnología es una gran aliada de las personas con dislexia ya que hace que el acceso al texto escrito, que antes era muy difícil, sea más sencillo. Hay herramientas de dictados, de diseño, de lectura del texto...

«Que alguien invierta las letras solo representa el 2% de los errores de las personas con dislexia» LUZ RELLO

- Han desarrollado un test para esa detección. ¿Es complicado identificar este trastorno en un niño?

- Lamentablemente la forma más frecuente de detectarla es por el bajo rendimiento escolar, cuando un niño en el colegio empieza a tener dificultades de aprendizaje pese a ser inteligente y trabajador. Ahí empieza a detectarse, pero de manera tardía. Lo que queremos es hacerlo de manera precoz y hemos puesto a disposición de todo el mundo, de manera gratuita, un test que dura 15 minutos y que detecta con una precisión del 90% si una persona tiene riesgo de padecer dislexia. Ya lo han usado más de 100.000 personas. En todo caso, no equivale a un diagnóstico médico. El objetivo es que la dislexia deje de ser un trastorno oculto ya que ahora la inmensa mayoría de los niños que la sufren no saben que la tienen y se les tacha de tontos o vagos, y no tiene que ser así.

«Hemos desarrollado un test que, de forma gratuita, detecta con una precisión del 90% si hay riesgo de tener dislexia» LUZ RELLO

- ¿Qué hechos nos tienen que poner sobre la pista de una posible dislexia?

- Que alguien invierta las letras únicamente representa el 2% de los errores de las personas con dislexia. Es lo más flagrante, pero un pequeño porcentaje. Lo importante es que cuando el niño está aprendiendo la lectoescritura, con 5 o 6 años, estemos pendientes. El indicativo más frecuente es una velocidad de lectura más baja de lo normal y dudas y titubeos a la hora de leer.

- ¿Se cura, se corrige la dislexia?

- Hablar de cura de la dislexia es hablar de ella como si fuera una enfermedad. Hace años se pensaba que era así pero a medida que ha avanzado la ciencia nos hemos dado cuenta de que es un trastorno de aprendizaje que tiene un origen neurobiológico. No sabemos si tiene cura, pero tiene solución. Si definimos 'cura' como el hecho de que los efectos de la dislexia dejen de ser un impedimento para desarrollarse personalmente, sí podemos decir que tiene 'cura'. En Change Dyslexia hemos desarrollado una herramienta, DytectiveU, que se apoya en las debilidades y fortalezas para superarla. Desarrollar esas fortalezas hace posible superar la dislexia. Además también estamos otorgando becas a las familias que no se pueden permitir el acceso a los tratamientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos