Roban a punta de pistola una oficina de CaixaBank en la calle Jorge Vigón de Logroño

Un coche de la Policía Nacional, junto a la oficina atracada en Jorge Vigón, 55. :: MIGUEL HERREROS
Un coche de la Policía Nacional, junto a la oficina atracada en Jorge Vigón, 55. :: MIGUEL HERREROS

Los hechos ocurrieron a las dos de la tarde, cuando uno o dos hombres entraron armados aprovechando el cierre de la oficina

L.R. LOGROÑO.

La sucursal de CaixaBank de Jorge Vigón, 55, de Logroño, sufrió ayer un atraco a última hora de la mañana de ayer, según confirmaron ayer fuentes de la propia entidad financiera. Los hechos ocurrieron a las dos de la tarde, cuando uno o varios individuos, extremo que aún se desconoce, irrumpieron a punta de pistola en el interior de la entidad en la que a esa hora se encontraba una única empleada realizando las últimas gestiones antes de cerrar la oficina.

Se desconoce, no obstante, si en ese momento se encontraban clientes en el interior de la sucursal y si resultaron heridos. Tampoco trascendió la cuantía de lo sustraído. Los agentes de la Policía Nacional, que acudieron al lugar de los hechos para tomar declaración a los testigos del atraco investigan ahora cómo sucedió todo, si se retuvo a la empleada y si fue un individuo o varios los que intervinieron. Hasta que no se aclare lo sucedido no está previsto que se facilite información, tampoco por parte de La Caixa. Fuentes de la entidad confirmaron «el incidente», pero «según el protocolo que se sigue en estos casos» no facilitarán los detalles del asalto hasta que no concluya el informe policial.

El atraco en la oficina de Jorge Vigón, situada junto a la última rotonda de la calle, se produce tan solo unas semanas después de que otro atracador asaltara armado con un cuchillo dos bancos de Alberite y Oyón. En este caso, el presunto atracador, vecino de Logroño y con un amplio historial, logró un botín de poco más de 3.000 en los dos atracos.

No es la primera vez que Jorge Vigón es objeto de un atraco. En julio del 2012 varios atracadores robaron en la joyería Coti de esta calle, un asalto que terminó con la vendedora tendida en el suelo y atada de pies y manos. Los asaltantes se hicieron pasar por clientes y, en un descuido, la retuvieron y la tumbaron inmovilizándola.

Días más tarde, vecinos y comerciantes de la zona reivindicaron más medidas de seguridad en esta vía logroñesa, que ayer volvió a ser objetivo de los ladrones.

Fotos

Vídeos