Los ríos riojanos se sacian

El agua se 'sobró' en el parque del Iregua. :: justo rodríguez/
El agua se 'sobró' en el parque del Iregua. :: justo rodríguez

El Ebro a su paso por Logroño y Alfaro multiplica su caudal y el aviso amarillo se repite hoy en la Ibérica

LA RIOJA LOGROÑO.

Las copiosas nevadas y las precipitaciones de las últimas horas han tenido a los ríos como principales beneficiarios, que han visto crecer sus caudales, aunque, por el momento, sin riesgo alguno. Las temperaturas se han elevado -sopla el sur- y hoy volverán ascender ligeramente, propiciando el deshielo rápido (de lo poco que ya quede) y permitiendo a los ríos de la región volver a ofrecer su aspecto más lozano.

El Ebro a su paso por Logroño presentaba a última hora de ayer un caudal de 209 metros cúbicos por segundo -su pico se alcanzó a las 15 horas con 231- y un nivel de 1,50 metros. Los valores, bastante por encima de los 100 de días anteriores, aún estaban muy alejados de los 1.000 en los que la CHE sitúa la llegada de los problemas. El Ebro seguirá ganando fuerza con la entrada de más agua y así la previsión es que el domingo supere los 330 metros cúbicos por segundo.

El río a su paso por Alfaro, habitual punto de desbordamientos por la confluencia con los afluentes navarros, registraba una espectacular imagen, aunque sin inspirar temor. A media tarde, el caudal iba ya por los 663 metros cúbicos por segundo -y tendencia a seguir subiendo- y un nivel de 4,53 metros. El caudal medio rondó los días anteriores los 300 metros cúbicos y la previsión de la CHE indica que el domingo alcanzará los 800 metros cúbicos por segundo (muy lejos, aún, de los 2.000 que anticipan riesgo).

El caudal en el Iregua discurría mucho más sosegado y a la baja. A las 19 horas, se estimaba en poco más de 24 metros cúbicos por segundo con un nivel de 0,79 metros. El afluente tuvo su máximo en 52,22 metros cúbicos por segundo a la una de la madrugada.

Pero además de obligarnos a poner el ojo en los ríos, el temporal de las últimas horas dejó un notable azote del viento, que situó a La Rioja en el nivel de alerta amarillo. Las rachas máximas se encontraron en Valdezcaray, a las 1:40 horas de ayer con 109 kilómetros por hora. En Enciso, dos horas después se alcanzaron los 72 km/h y en Logroño, también de madrugada, se superaron los 63 km/h. Por encima de 100 km/h marcaron las estaciones del Gobierno de La Rioja en Arnedillo, Santa Marina y San Román.

Hoy también será ventoso (soplará del sur), y en la Ibérica está activada la alerta amarilla por este fenómeno que desaparecerá mañana. En cuanto al resto de previsiones, subirán ligeramente las temperaturas aunque el cielo estará nuboso y cubierto, con precipitaciones débiles. La cota de nieve estará en torno a los 1.400-1.800 metros. Las temperaturas irán en ligero ascenso. El viento soplará del sur al suroeste en la sierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos