La Rioja rompe la tendencia nacional y sigue restando población por sexto año consecutivo

La Rioja rompe la tendencia nacional y sigue restando población por sexto año consecutivo

El incremento del colectivo de extranjeros, con 384 empadronados más que doce meses atrás, no frena la sangría demográfica de la región

CARMEN NEVOT LOGROÑO.

Si hay una expresión que defina la evolución demográfica de La Rioja esa es 'a contracorriente' porque mientras en el conjunto del país la tendencia es que la población se incremente gracias, eso sí, al aumento de habitantes extranjeros, en esta comunidad, ni siquiera por esta circunstancia que también aquí se ha replicado -hay 35.430 inmigrantes frente a los 35.046 del año pasado- se ha podido contener la sangría demográfica que vive la región, según revela el avance de la Estadística del Padrón Continuo a 1 de enero de este 2018 difundida ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Cierto es que el descenso de población total ha sido de tan sólo diez personas, al pasar de 315.381 habitantes a uno de enero del 2017 a 315.371 doce meses después, pero con este La Rioja no sólo encadena seis años de caídas, sino que también tiene que retrotraerse al 2006-2007, es decir más de una década atrás, para tener un recuento similar.

LA CIFRA

315.371
empadronados en La Rioja a uno de enero pasado.

Aquellos años, el número de empadronados había experimentado ya un fuerte y sostenido incremento -como se ve en la gráfica que ilustra esta página- que alcanzó su techo en el 2012 cuando se contabilizó un récord de población superando la barrera de los 323.000 habitantes. El crecimiento de la población nacional fue de la mano con el también incremento de la foránea que llegó a representar el 14,6% del total. A día de hoy, de acuerdo con los mismos datos que el INE advierte que son provisionales, suponen el 11%.

El resumen de un año demográficamente hablando, de acuerdo con la mencionada Estadística del Padrón, es que hay 394 nacionales menos que a uno de enero del 2017 y 384 extranjeros más.

El colectivo de extranjeros más numeroso sigue siendo el de rumanos que suman 11.122 y representan casi uno de cada tres inmigrantes empadronados en la región. Por nacionalidades, les siguen los marroquíes, (6.919), con un peso sobre este colectivo bastante considerable también. Tras ellos, los procedentes de Portugal (1.711), los nacionalizados en Colombia ocupan el cuarto puesto en cuanto a volumen (1.553), detrás, Bolivia (1.204) y Georgia (959).

Pese a que casi la mitad de la población de La Rioja se concentra en la capital, el grueso de extranjeros empadronados (15,6%) en esta comunidad lo ha hecho en municipios de entre 2.000 y 5.000 habitantes y en Logroño el 10,6%.

Por sexos, de los 315.371 empadronados ellas están en evidente mayoría. Frente a 155.613 hombres a 1 de enero había 159.758 mujeres. Otro dato curioso que revela el exhaustivo estudio del INE es que de los nacionales empadronados en La Rioja, 14.990 han nacido en Castilla y León, una cifra muy similar (14.967) vieron la luz por primera vez en el País Vasco. También hay un número importante de navarros (7.030), andaluces (4.286) y aragoneses (3.927).

En la radiografía nacional la tendencia es de aumento de población por segundo año consecutivo. Un alza que se explica por el incremento del número de extranjeros. A 1 de enero, en España había 46.698.569 personas empadronadas, 126.437 más que un año antes, lo que supone un alza del 0,3% que consolida el crecimiento de la población iniciado en el 2016, tras cuatro años ininterrumpidos de caídas.

Así, en el 2017 la población extranjera creció en 146.611 personas (3,2 %), mientras que la española se redujo en 20.174 (0,05 %). Desde 1998, primer año del que hay datos oficiales del Padrón Continuo, la población española aumentó ininterrumpidamente hasta el 2012.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos