«La Rioja tiene un problema si la Cámara sufre porque yo apoyé a Cuca en vez de a Ceniceros»

José María Ruiz Alejos, en su despacho de la Cámara de Comercio. :: /Juan Marín
José María Ruiz Alejos, en su despacho de la Cámara de Comercio. :: / Juan Marín

José María Ruiz Alejos, presidente de la Cámara de Comercio y empresario arnedano, dejará la entidad en las próximas elecciones, previstas para el primer semestre del 2018

Alberto Gil
ALBERTO GILLogroño

Después de quince años al frente de la Cámara de Comercio, José María Ruiz Alejos se ha convertido en el 'azote' del Ejecutivo de José Ignacio Ceniceros al denunciar repetidamente las carencias de las infraestructuras riojanas y la «tímida», a su juicio, salida de La Rioja de la crisis económica. Afiliado al PP, y posicionado por la candidatura del Cuca Gamarra a presidir el partido, Ruiz Alejos -que dejará la Cámara con las elecciones convocadas para el primer semestre del 2018- se esfuerza en desligar sus convicciones personales del evidente enfrentamiento con el Gobierno regional, pero también advierte: «La Rioja tiene un problema si la Cámara sufre porque yo apoyé a Cuca en lugar de a Ceniceros».

-¿Estará Ruiz Alejos en las próximas elecciones a la Cámara?

-No. Me he hecho mayor. No me hubiera importado porque para mí ha sido una enorme experiencia dirigir esta entidad.

«Si los empresarios nos dicen que las cosas no van bien, lo decimos, aunque moleste al Gobierno» sobre el momento económico

- ¿Durante cuántos años?

- Tres legislaturas, que debían ser doce años pero serán más de quince por el retraso en la convocatoria de estas últimas elecciones, que es competencia del Gobierno regional. No me iba a presentar pero tampoco he querido dejar la Cámara hasta que no hubiera elecciones.

-¿Hay relevo?

- Lo habrá. La Cámara tiene 'buen cartel' y cuando hemos necesitado del apoyo del mundo de la empresa, cuando el Gobierno planteó nuestra disolución, encontramos el aval inmediato de más de 4.000 empresas para pedir su continuidad.

Más

- ¿Cómo entendió que el Ejecutivo plantease la disolución?

- Uno de los errores del Gobierno es pensar que el partido del comercio industrial se 'juega en casa'. El comercio internacional se mueve a través de las cámaras de comercio de todo el mundo y el anterior Gobierno sí lo entendía. Hicimos multitud de viajes con miles de empresas de La Rioja, pero ahora no se piensa igual.

- ¿Qué le pasa con el Gobierno de Ceniceros?

- La Cámara es una institución libre políticamente. Los gobiernos suelen querer marcar pautas.

- ¿Qué pautas?

- Cuando hacemos una encuesta de coyuntura somos mensajeros de las empresas. Si los empresarios dicen que las cosas no van bien lo decimos, pero el Gobierno entiende que hay que ser más 'positivos'. Nosotros creemos que si no están bien las infraestructuras tenemos que decirlo, aunque moleste.

«Espero y confío en un acercamiento, pero también que la Cámara mantenga su independencia» El relevo

- Las encuestas de coyuntura son 'peores', por no decir 'mucho peores', desde Ceniceros. ¿Quiere decir que íbamos mejor con Sanz o hay también temas personales?

- Con Pedro Sanz tuvimos una etapa muy floreciente para la economía riojana y luego vino la crisis, general y contundente para todos. El problema es que no estamos teniendo una buena salida de la crisis. No hago comparaciones personales, pero España está en un ciclo económico positivo que en La Rioja no aprovechamos. La región siempre ha disfrutado de indicadores económicos por encima de la media, pero estamos perdiendo fuelle y la estrategia del Gobierno no acompaña. España creció el 3% en el 2015 y La Rioja se quedó en la mitad, en el 2016 también crecimos por debajo y para el 2017 también se anuncia lo mismo. Esto es nuevo en La Rioja y estamos perdiendo competitividad.

- Usted, como afiliado supongo, tomó partido por Cuca para presidir el PP. ¿Repercute en las relaciones con el Gobierno?

- Como afiliado tengo mi criterio y soy libre de exponerlo. Apostaba por una renovación, por la juventud y por otro modelo de partido. Si la Cámara sufre por ello, en La Rioja tenemos un problema.

-Presupongo que conoce a Ceniceros desde hace tiempo. ¿Ha hablado con él?

- Lo intenté en tres o cuatro ocasiones al principio de la legislatura pero vi que no coincidíamos en absoluto, para nada, sobre el papel de la Cámara. No utilizar la red de entidades por todo el mundo es un tremendo error porque las necesitan las pymes.

- Dice el Gobierno que la Cámara arrastra una deuda de 2 millones tras la desaparición de las cuotas obligatorias en el 2013. ¿Cuál es la situación financiera?

- Somos una institución muy solvente y con reservas. Hicimos un duro plan de ajuste, despidiendo empleados y dejando locales que teníamos a renta. Hemos vendido un terreno y tenemos casi equilibrio presupuestario. Lo tendríamos de hecho si el Gobierno regional nos pagara las funciones públicas que, por ley, desarrollamos. La ley nos obliga a dar servicios de formación, a tener un secretario, una contabilidad auditable, a atender a los comerciantes... Todo ello tiene un costo, unos 250.000 euros anuales, y es lo que nos debe el Gobierno con carácter retroactivo.

- ¿Un millón de euros?

- Sí. Vamos a dar tiempo al tiempo, pero desde luego reclamaremos lo que nos corresponde por ley.

- ¿Habrá un acercamiento entre Cámara y Gobierno cuando usted se vaya?

- Espero y confío en ello pero lo que más me gustaría es que la Cámara de Comercio siga manteniendo su independencia y el Gobierno cumpla con su obligación: escuchar a las empresas y facilitarles la creación de empleo y riqueza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos