La Rioja, en una primavera invernal

A la izq., expansión del cauce de alivio del Ebro a su paso por Alfaro, ayer. Bajo estas líneas, los copos volvieron a la sierra, como en la imagen tomada desde una quitanieves en Canales de la Sierra / E.P./C.Y.
A la izq., expansión del cauce de alivio del Ebro a su paso por Alfaro, ayer. Bajo estas líneas, los copos volvieron a la sierra, como en la imagen tomada desde una quitanieves en Canales de la Sierra / E.P./C.Y.

Los embalses ganan otros 2,37 hectómetros cúbicos tras un fin de semana que dejó 40 litros por metro cuadrado en Alfaro, 21,8 en Haro y 18,1 en Logroño | La Ibérica se mantiene hoy en aviso amarillo por nieve, vuelven a bajar las máximas y habrá lluvias durante toda la semana

R.G.L./E.P. Logroño/ Alfaro

Se supone que llegó hace ya 20 días, pero aún no se ha dejado ver. Viento, lluvias, los termómetros bajo mínimos, nieve en la sierra riojana... El tiempo invernal no va a dejar tampoco asomarse a la primavera en los próximos días.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que mantiene hoy el aviso amarillo por nevadas en la Ibérica, sitúa la cota de nieve en torno a los 1.000 metros, subiendo a los 1.400, en una jornada en la que los cielos cubiertos, las precipitaciones y el frío -las mínimas sin cambios y las máximas en ligero descenso- volverán a ser los protagonistas.

Así ocurrió también ayer, sobre todo por la mañana, con unos registros en los termómetros muy por debajo de lo habitual en estas fechas, cuando la media de las mínimas ronda los 6,3 grados en la estación de la Aemet en Logroño Agoncillo, donde ayer bajó hasta los 4,8. Más aún cayó en Alfaro, 4,6; Nájera, 4,5; Anguiano, 3,1; o Valdezcaray, -1,0. Fue una jornada estival pasada por agua, lo mismo que gran parte del fin de semana (excepto el domingo), que arrancó ya con lluvias en la tarde del viernes. Desde entonces a ayer, Alfaro registró 40,3 litros por metro cuadrado; Haro, 21,8; Logroño, 18,1; y Nájera, 18.

Expansión del cauce de alivio del Ebro a su paso por Alfaro.
Expansión del cauce de alivio del Ebro a su paso por Alfaro. / Ernesto Pascual

Un aporte hídrico extra que sitúa ya a los tres embalses riojanos que gestiona la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) al borde del lleno total. Tras un incremento semanal conjunto de otros 2,37 hectómetros cúbicos, atesoran ya 124,9 de los 135,8 de capacidad total, 52,88 más que doce meses atrás. Mansilla, con 59,7 se encuentra al 88,1% pese a que con los desembalses ha perdido 1,30; Pajares, con 34,1, está al 97% tras un incremento en los últimos siete días de 3,99 hectómetros cúbicos; y el González Lacasa, que ha bajado en 0,32, acumula 31,1, el 94,5% de su límite máximo.

La reserva hídrica regional está garantizada para los próximos meses ya que, junto a las lluvias que se pronostican, todavía queda mucha nieve en las cumbres. Su deshielo en los últimos días se notó ayer en varios ríos, especialmente en el Ebro, sobre todo a su paso por Alfaro, donde tras recibir el aporte del Arga, alcanzaba su pico máximo a las 10 de la mañana de ayer. Según los datos de la estación de la vecina Castejón, a esa hora pasaban 1.424 metros cúbicos por segundo, caudal que comenzó a reducirse por la tarde. A su paso por Alfaro, la lámina ocupaba todo el horizonte gracias a la zona de expansión que otorga el cauce de alivio habilitado hace dos años en la orilla navarra.

Mientras, y con agua trasmanada al otro margen, el tramo del mazón del soto del Estajao erosionado en las últimas fechas aguantaba gracias al refuerzo posterior sumado para proteger la zona de los pozos de captación del municipio alfareño. Eso sí, el Ayuntamiento cerró como medida de precaución el paso por esta mota, informa Ernesto Pascual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos