La Rioja se prepara contra el fuego

La Rioja se prepara contra el fuego
Sonia Tercero

El Gobierno regional anticipa quince días las medidas propias de la época de alto riesgo y solicita el apoyo ciudadano para prevenir incendios

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGOLOGROÑO

Las altas temperaturas de las últimas semanas y la falta de precipitaciones han llevado al Gobierno de La Rioja a adelantar quince días las medidas extraordinarias, propias de la época de alto riesgo, dirigidas a prevenir los incendios en la región.

De este modo, la Comunidad no esperará al 15 de julio y prohibe desde hoy hacer fuego en actividades recreativas y campamentos, así como usar asadores, barbacoas portátiles, hornillos y cualquier otro elemento que pueda originar un fuego en el monte. «A partir del 1 de julio (por hoy), los únicos asadores que se podrán utilizar en terrenos forestales son edificaciones dotadas de techo con matachispas cerradas al menos en el 75% del perímetro de la planta del edificio (tres paredes en edificios de cuatro paredes) y con suelo de pavimento artificial», precisó ayer el presidente del Gobierno riojano, José Ignacio Ceniceros, en la presentación del dispositivo contra incendios.

El dispositivo 2017

Medios humanos
Más de 300 profesionales integran el dispositivo contra incendios en La Rioja durante la época de alto riesgo.
Medios técnicos
11 centros comarcales, 300 puntos para la toma de agua, 15 puntos fijos de vigilancia, 8 vehículos autobomba (de 3.000 a 3.500 litros), 2 vehículos cisterna (de 9.000 y 12.000 litros) y un helicóptero con un helibalde con capacidad para 1.500 litros
Presupuesto.
9,3 millones.

Este operativo cuenta con más de 300 profesionales, 15 retenes y un completo elenco de medios técnicos que se ha ido incrementando en los últimos años.

No obstante, el jefe del Ejecutivo regional incidió en que, ante las adversas condiciones climatológicas, resulta «esencial» la colaboración y el apoyo de los riojanos.

Ceniceros indicó que también se adelanta a hoy la aplicación de algunas de las medidas que contempla la orden de incendios, relativas a la ejecución de obras y trabajos en zonas de peligro. En este sentido, desde hoy en todos los trabajos en terreno forestal o en una franja de 400 metros alrededor de terrenos forestales se deberá disponer de un operario por cuadrilla que controle el riesgo de incendios, dotar a todos los vehículos de extintores y mantener aparatos eléctricos o de soldadura fuera de las áreas de vegetación. Además, se recomienda extremar la precaución en el uso de maquinaria agrícola.

Lsor etenes, en plenas maniobras / Sonia Tercero

La Consejería de Agricultura y Medio Ambiente destina en el 2017 unos 9,3 millones de euros a la lucha contra el fuego, de los que 5,4 se invierten durante el año en labores de prevención en las masas forestales y 3,9 se reservan para la extinción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos