La Rioja se pone el abrigo

Ganado en las cercanías de Montemediano. :: sonia tercero
/
Ganado en las cercanías de Montemediano. :: sonia tercero

La AEMET prevé que la cota de nieve baje hoy de 900 a 400 metros, con espesores de hasta 15 centímetros en la sierra y posibilidad de que caiga en el valle del Ebro El frente frío cubrió ayer de blanco las localidades serranas y motivó un desplome térmico

PILAR HIDALGO* VALLEIREGUA@LARIOJA.COM

Logroño. La Rioja se despertó ayer con un bonito paisaje blanco en los municipios situados a mayor altitud. Los vecinos de los pueblos serranos abrieron sus ventanas a campos, tejados y coches cubiertos por una fina capa de nieve. Por la mañana dejó de caer y el cielo se fue cubriendo progresivamente por la tarde con vistas a preparar la jornada de hoy, para la que los pronósticos anuncian copos incluso en cotas bajas y en la capital riojana.

Así, la región se mantuvo ayer en una especie de 'compás de espera', aguardando el embate más gélido del temporal de frío polar que mantiene aterida a la Península Ibérica. Valdezcaray acumulaba por la mañana cinco centímetros de la nieve caída por la noche y continuaba fabricando más, confiando en que las condiciones de las próximas jornadas resulten favorables para abrir la estación en el puente de diciembre.

Ante esta situación, el Gobierno de La Rioja movilizó ayer nuevamente los cuatro equipos quitanieves que habilitó ya el pasado miércoles para resolver las incidencias que pudieran producirse en las carreteras regionales como consecuencia de este episodio de bajas temperaturas y nieve. El dispositivo trabajó en las mismas zonas que un día antes: Cameros Nuevo y Viejo, Viniegras, Rioja Alta (entornos de Santo Domingo, Ezcaray y puerto de La Pradilla) y Rioja Baja (Alto de Villarroya y Enciso). Al cierre de esta edición, todos los puertos de montaña estaban abiertos.

A la espera de que hoy se recrudezca el temporal, La Rioja echó mano ayer de gorros, guantes y bufandas para sobrellevar los bajos registros del mercurio. La temperatura mínima de la comunidad la anotó la estación meteorológica de Urbaña (en Ventrosa de la Sierra), donde el mercurio se desplomó hasta los -4,5 grados. También marcaron valores negativos las de Santa Marina (-2,5), Villoslada de Cameros (-2,3), Arnedillo (-1,4), San Román de Cameros (-0,8) y Ezcaray (-0,4).

En el extremo opuesto, Calahorra dio la máxima de la jornada, con 9, 6 grados. En 8,6 se quedaron en Alfaro; a 8,3 llegó Logroño; Haro, Arnedo y Cervera no pasaron de 7,5; ni Nájera de 6,9 grados.

En previsión de los bajos registros que se prevén para estos días, el Ayuntamiento de Logroño activó ayer en fase de alerta el Plan de Nevadas. El operativo -integrado por Protección Civil, Policía Local, Bomberos, Cruz Roja, Parque de Servicios y Medio Ambiente y Aguas- realizará un tratamiento de sal preventivo a lugares como pasarelas, puentes y calzadas.

El plan moviliza a cerca de 200 profesionales y voluntarios y unos 50 vehículos (entre ellos, 5 máquinas quitanieves, 4 esparcidoras de sal y una pala con cuchilla). Además, el Consistorio de la capital riojana pone a disposición de las asociaciones de vecinos sacos de sal para prevenir que se hielen los accesos a los garajes o zonas de uso común.

La AEMET pronostica para hoy temperaturas en descenso y una cota de nieve que bajará a mediodía de 900 a 400 metros. Debido a estas circunstancias, La Rioja permanecerá todo el día en alerta amarilla por riesgo de nevadas, con acumulaciones de hasta 15 centímetros en la sierra. En el valle y en Logroño no pasarán de 2-3 centímetros. La sierra también estará en alerta amarilla por temperaturas mínimas de hasta -6 grados de 00 a 10 horas. Mañana la región continuará hasta mediodía en alerta amarilla por nevadas y la sierra además por temperaturas extremas. El domingo la cota de nieve ascenderá a 800 metros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos