¿Es La Rioja la comunidad mejor financiada... o la peor?

¿Es La Rioja la comunidad mejor financiada... o la peor?
G.L.R.

El gobierno regional 'contraataca' al informe que asegura que La Rioja es una de las comunidades autónomas mejor financiadas con uno propio que asegura lo contrario

LA RIOJALogroño

¿Es La Rioja la comunidad mejor financiada del sistema español? ¿O es la que peor lo está? No es una pregunta sencilla de responder, pero sí muy importante: de ella depende cómo será tratada la comunidad en la aún no comenzada negociación sobre la nueva financiación autonómica.

Y es que, según el informe del gupo de expertos que ha analizado las cuentas de las comunidades, y que servirá de base para esa negociación, La Rioja es la segunda comunidad mejor financiada de España, sólo superada por Cantabria. Algo que el Gobierno regional se ha apresurado a negar hoy mismo, en una rueda de prensa del consejero de Hacienda de La Rioja, Alfonso Domínguez, junto con el responsable de la Oficina de Control Presupuestario del Gobierno riojano, Francisco Rojas.

El gobierno autonómico, informa la agencia Efe, no comparte el informe porque, dice Domínguez, "no se ha tenido en cuenta la capacidad real de ingresos" de los territorios. De hecho, La Rioja se considera peor financiada precisamente a regiones que tienen más capacidad de generar ingresos.

Especialmente, La Rioja quiere el que el nuevo sistema de financiación tenga en cuenta los "costes fijos de los servicios", además de la dispersión territorial y el envejecimiento de la población riojana.

El consejero ha subrayado que La Rioja no comparte el diagnóstico de que La Rioja es una de las regiones mejor financiadas, ni en ingresos ni en gastos, sobre todo porque consideran que debe cambiar el cálculo de lo que se denomina "población ajustada" con diferentes variables.

Un estudio propio

Así, el Ejecutivo riojano ha realizado un estudio propiosegún el cual "si se descuentan los costes fijos de la financiación efectiva por habitante, la situación de La Rioja respecto al resto de regiones cambia sustancialmente y pasa de encabezar el ránking de las regiones mejor financiadas, a situarse en el último puesto".

"Y lo mismo sucede con el cálculo de los ingresos", ha explicado el consejero, "ya que la actual metodología no tiene en cuenta la capacidad de recaudación real que tiene todas las comunidades en sus impuestos propios y en donde La Rioja también sale perjudicada por el menor dinamismo de sus tributos propios comparados con otras regiones donde los ingresos por el mercado inmobiliario es mayor".

Así, La Rioja pretende que sus "particularidades" también se tengan en cuenta para lograr una mayor participación en los ingresos del Estado, es decir más participación en los impuestos estatales.

Por otro lado, el consejero riojano ha incidido en su opinión de que las comunidades que han realizado un mayor esfuerzo durante la crisis para reducir su déficit "no se vean penalizadas" en el nuevo sistema de financiación.

"El esfuerzo que han realizado los ciudadanos, las empresas y el Gobierno de La Rioja con una mayor austeridad debe tenerse en cuenta y no puede verse penalizado, por ejemplo, con una condonación de deuda", ha puntualizado Domínguez.

El coste real

Ha incidido en que "más allá de debates" la postura de La Rioja "tiene que ver con el coste real de los servicios públicos, las necesidades de gasto para afrontarlos y nuestras particularidades, y si eso se tiene en cuenta, estaremos cómodos en un nuevo sistema de financiación".

Cree, ha dicho, que La Rioja "puede alcanzar consensos" con autonomías que están en una situación similar -en cuestiones como el envejecimiento o la dispersión- y ha citado a Cantabria, Castilla León o Asturias como principales ejemplos.

Ha lamentado que "la cuestión catalana" haya tenido "una influencia total" en la negociación del nuevo sistema de financiación "en el que no se ha podido pensar en avanzar desde el verano porque había una comunidad en situación de rebelión" con lo que espera que "tras las elecciones catalanas eso cambie".

La Rioja, en fin, ha pedido al Estado que el nuevo sistema de financiación se base en cinco principios, entre ellos los de "igualdad entre todos los españoles", "transparencia", "armonización fiscal" y también la "multilateralidad y la solidaridad interterritorial".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos