La Rioja ha inscrito 706 parejas de hecho desde la puesta en marcha del registro en el año 2010

Una pareja pasea del brazo por una calle nevada. :: e. Laurent/efe/
Una pareja pasea del brazo por una calle nevada. :: e. Laurent/efe

La cifra de uniones administrativas repunta en la región, con 80 nuevos 'enlaces' el pasado año, el 93,7% de ellos con miembros españoles

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

El Registro de Parejas de Hecho de La Rioja echó a andar hace siete años y medio y no le ha faltado trabajo. Desde su nacimiento en agosto del 2010, la entidad ha tramitado un total de 745 expedientes que se han concretado en las 706 uniones administrativas inscritas en la comunidad hasta la fecha.

Las 80 parejas registradas el pasado año suponen un ligero repunte respecto a la media de los ejercicios anteriores. «Excepto en los años 2012 y 2013, que fueron los que más inscripciones registraron, con 238 y 107 respectivamente, el resto se ha estabilizado en unas 70 anuales, hasta el leve aumento del 2017», explica la directora general de Justicia, Cristina Maiso, quien recuerda que «en el 2013 se modificó el decreto para poner coto a algunos casos de fraude que se habían detectado». «Esa reforma y el incremento a dos años del periodo de convivencia logró dotar de mayor seguridad jurídica a esta figura administrativa», defiende.

expedientes se han tramitado en el Registro de Parejas de Hecho de La Rioja desde agosto del 2010
La cifra más alta, en el 2012, con 238.
103
de las parejas de hecho inscritas en la región se han cancelado ya, 18 de ellas el pasado año, 5 por matrimonio entre sus miembros.
51,01
euros es la tasa actual establecida por el Gobierno de La Rioja.
51,01
Año Matrimonios Disoluciones
2010 1
135 608
2011 1
091 627
2012 1
133 644
2013 1
003 633
2014 1
127 731
2015 1
078 601
2016 1
150 662

De hecho, en los últimos años las parejas extranjeras y mixtas son una minoría. El perfil de los inscritos corresponde al de una persona joven, de entre 26 y 35 años, residente en la capital riojana y de nacionalidad española. De los 745 expedientes totales tramitados, 584 corresponden a parejas españolas, 133 a mixtas y solo 28 a extranjeras, una tendencia que se ha reforzado aún más en el pasado más reciente. Así, de las 80 parejas que solicitaron su inscripción el año pasado, 75 eran de nacionalidad española, el 93,75%, y en 5 la unión era mixta (6,25%); no hubo solicitud alguna con ambos miembros extranjeros, lo mismo que sucedió en el 2016 -69 parejas españolas y 5 mixtas-. Un año antes las inscripciones tramitadas fueron 59 parejas españolas, 11 mixtas y 2 extranjeras; en el año 2014, casi idéntico: 59 españolas, 11 mixtas y una extranjera. Los años con mayores cifras fueron el 2013, con 107 -76 españolas, 5 extranjeras y 26 mixtas- y el 2012, con 238, de las que 159 eran españolas, 15 extranjeras y 64 mixtas.

Jóvenes y logroñeses

La estadística del Registro de Parejas de Hecho también permite focalizar esta modalidad de unión en un puñado de localidades, especialmente Logroño. La capital riojana es el municipio de residencia de los miembros de 515 uniones administrativas inscritas, seguido de Calahorra, con 76; y Villamediana de Iregua, con 68. Dicha radiografía casi se clonó el pasado año: 61 parejas de Logroño (76,25%); 9 de Calahorra (11,25%); 3 de Villamediana de Iregua y otras 3 de Lardero (3,75%), 2 de Agoncillo (2,50%), una de Ajamil de Cameros y otra de Hormilla (1,25%).

Por edades, el tramo mayoritario es el de jóvenes de entre 26 y 35 años -686 parejas-, aunque el pasado año el mayor porcentaje de los solicitantes correspondió a la franja de entre 36 y 50 años, con 82. Los mayores de 65 años se han mantenido como una minoría desde la puesta en marcha de la unidad: una pareja en el 2013, dos en el 2014, cinco en el 2015 y una en los dos últimos ejercicios.

Sin embargo, lo mismo que ocurre con los matrimonios, las parejas de hecho también tienen su cruz de la moneda en forma de rupturas. El registro regional contabiliza 103 parejas disueltas, 18 de ellas el pasado año, de las que doce solicitaron la cancelación por el cese efectivo de la convivencia, 5 por matrimonio entre los miembros de la pareja de hecho y la restante por boda de uno de sus integrantes con una tercera persona.

Debate sobre la equiparación

El capítulo estadístico recoge también el apartado de los desistimientos en la inscripción, 34 desde el año 2010 pero ninguno el pasado año, y en la inmensa mayoría de los casos por la no aportación de la documentación requerida en los requisitos establecidos en el Decreto 30/2010, de 14 de mayo, por el que se creó el Registro de Parejas de Hecho de La Rioja, modificado posteriormente por el Decreto 10/2013 de 15 de marzo. El resumen de actividad se cierra con el epígrafe de las no inscripciones, solo cuatro en estos siete años y medio, al no haber subsanado los solicitantes los defectos en la documentación presentada.

La fortaleza de esta modalidad de unión, que no parece afectar a las estadísticas de matrimonios en La Rioja -por encima del millar anual en la región, casi el doble que la cifra de rupturas matrimoniales- no parece peligrar a corto plazo. De hecho, el pasado año se registraron 936 peticiones de información, de las que 474 parejas fueron atendidas de forma presencial y 462 telefónica. Su vigencia dependerá también de las posibles reformas de la normativa, en la actualidad en estudio en el Parlamento de La Rioja desde que en octubre pasado la Cámara aprobara, con el voto en contra del Grupo Popular, tomar en consideración una proposición de ley presentada por Podemos para la creación de una norma autonómica que equipare las parejas de hecho a los matrimonios.

«El Parlamento de La Rioja ha designado un grupo de ponentes, expertos de la Universidad de La Rioja, para que informen de esta propuesta a nivel jurídico», explica Cristina Maiso, quien, no obstante, avanza que «desde el Gobierno de La Rioja consideramos que para esa equiparación de derechos y obligaciones hablaríamos de una competencia exclusiva del Estado que precisaría de una modificación legislativa del Código Civil. Por ello, abogamos por una ley nacional de parejas de hecho o de relaciones afectivas análogas a la conyugal que otorgue unos criterios homogéneos a todos los registros autonómicos para que todos los españoles tengan los mismos derechos y obligaciones». Y remacha: «Nuestro registro es voluntario, administrativo, no concede derechos y obligaciones como sí lo hace el matrimonio».

¿Qué es el Registro e Parejas de Hecho?

Es un registro administrativo en el que podrá inscribirse la unión que forme una pareja estable no casada, con independencia de su sexo, que conviva de forma libre, pública y notoria.

¿Qué requisitos deben cumplir los miembros?

Ser mayor de edad o gozar de la condición de menor emancipado. No estar ligados por vínculo matrimonial. Acreditar una convivencia previa de al menos 2 años de forma ininterrumpida -si no hay hijos en común- en el mismo domicilio de algún municipio de La Rioja. Ser español o tener el permiso de residencia legal en España. No tener una relación de parentesco en línea recta por consanguinidad o adopción, ni colateral por consanguinidad o adopción hasta el tercer grado.

¿Se puede dar de baja o cancelar la inscripción?

Sí. La baja o cancelación procederá cuando se extinga la pareja de hecho. La solicitud podrá ser unilateral o conjunta.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos