La Rioja, cuarta región con más gasto social, pero una de las menos eficaces en su gestión

La Rioja, cuarta región con más gasto social, pero una de las menos eficaces en su gestión

La Asociación de Gerentes de Servicios Sociales detecta una ratio «muy baja» de cobertura efectiva de prestaciones y servicios

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

Que La Rioja gaste más en servicios sociales no significa que tenga una mejor cobertura y, por lo tanto, eficiencia. Así lo advierte la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales que en su Índice de Desarrollo de Servicios Sociales (DEC) 2017 asigna a La Rioja una «muy baja» calificación en la relación entre el gasto social que realiza y la protección a la que da lugar ese gasto. Este estudio, el único que mide y evalúa el desarrollo de los servicios sociales con datos del Ministerio de Hacienda, goza de una elevada reputación desde su primera publicación en el 2012 y valora tres aspectos: derechos (D), relevancia económica (E) y cobertura de prestaciones y servicios (C).

El estudio constata que La Rioja es la cuarta comunidad que mejores resultados obtiene de forma global, con una nota de 6,45, esto es, 75 décimas respecto al último informe. Sólo mejoran el registro riojano las autonomías forales (País Vasco con 7,75 puntos y Navarra con 7,4) y una comunidad de régimen común, Castilla y León, con 7,5 puntos. Además, el gasto social en La Rioja ha pasado de representar el 8,45% de los Presupuestos regionales del 2011 al 10,63% de los del 2016.

Otros datos son que en la comunidad hay un profesional en los servicios sociales básicos municipales por cada 2.722 habitantes (2.436 en la media de españa) y 2,4 plazas residenciales de financiación pública por cada 100 mayores de 65 años (iguala el promedio nacional). El 6,2% de quienes están bajo el umbral de la pobreza se beneficia de las rentas mínimas de inserción (8,7% en España) y la cuantía que perciben supone el 9,9% de la renta media por hogar riojano.

Por otro lado, la ayuda a domicilio llega al 5,5% de cada cien mayores de 65 años (la ratio nacional es el 3,8%), aunque la media de horas mensuales del servicio es de 11,7 frente a las 18,7 del país. Asimismo, el 63,1% de los acogimientos a menores tiene carácter familiar (ligeramente superior al promedio nacional) y hay 31,9 plazas de acogida por cada 100 mujeres víctimas de violencia de género con orden de protección (14,7 de media del país). Por último, La Rioja cuenta con 79,5 plazas de alojamiento para personas sin hogar por cada 1.000 habitantes, el doble que la media del país.

A la luz de estos datos, el informe DEC cuestiona la eficiencia del gasto social en La Rioja. Según el estudio, el Ejecutivo regional invierte de forma importante en los servicios sociales y tiene una amplia gama de derechos sociales reconocidos, pero todo ello no se traduce en un gasto social efectivo. Así, y en una correlación perfecta de equilibrio entre coste y eficiencia de un punto, el resultado para La Rioja es de 0,6, el sexto más bajo del país. Sólo empeoran el registro riojano Extremadura (0,35), Asturias (0,45), Cantabria y Castilla-La Mancha (ambas con 0,52) y Navarra (0,59).

Relacionado

Para los expertos de los servicios sociales «mejorar la cobertura no es solo una cuestión de gasto». «No podemos afirmar que exista una ‘fórmula magistral universal’ para la eficiencia, pero es evidente que al necesario esfuerzo económico se han de añadir actuaciones de ordenación autonómica que generen una estructura eficaz para la prestación de los servicios», subrayan. Más en concreto, y en el caso de La Rioja, la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales recomienda al Gobierno «analizar su sistema para detectar las circunstancias que limitan su eficiencia, teniendo en cuenta la ratio tan negativa que ofrece su importante gasto en este sector, uno de los más altos de España, en relación con la cobertura efectiva de prestaciones y servicios».

En el 'limbo'

Además, inciden en que «el incremento de esta cobertura efectiva de prestaciones y servicios debe tener como prioridad absoluta en La Rioja reducir su ‘limbo de la dependencia’ (lista de espera), ya que no solo es superior a la media estatal, sino que ha registrado un retroceso en el último año, sin parangón en el resto de comunidades».

En el denominado ‘limbo de la dependencia’ se encontrarían, según el informe, unos 3.000 riojanos que esperan que se haga efectivo el derecho reconocido asignándoles una prestación o servicio. Así, La Rioja, no solo tiene una tasa de desatención superior (30,4%) a la media estatal (26,2%), sino que es la única comunidad en la que aumentó esa ratio en el último año, ya que en el 2016 era del 26,9%. En consecuencia, a tres de cada diez riojanos que tienen reconocido un grado y nivel de dependencia que les da derecho a prestaciones y servicios aun no se les ha aprobado el Programa Individual de Atención (PIA) que les permita acceder a ellos. Canarias (41,8%), Cataluña (38,4%) y Andalucía (34,7%) son las comunidades donde más preocupante es esta situación, mientras que Castilla y León, con sólo el 1,4 %, es la autonomía con una menor ‘bolsa’.

Como segunda recomendación a la comunidad, los redactores del índice DEC 2017 aconsejan «incrementar la cobertura y la cuantía de sus Rentas Mínimas de Inserción, ya que en ambos aspectos La Rioja sigue por debajo de la media estatal»:en el primer baremo, el 6,2% frente al 8,7% nacional, y, en el segundo, el 9,9% frente al 12,1% del promedio del país

Ycomo tercera y última propuesta, el Índice insta a La Rioja a elaborar y aprobar su propio plan estratégico de servicios sociales, «ya que constituye su principal limitación en cuanto a la estructuración del sistema».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos