La Rioja es una de las comunidades con el mercado laboral más envejecido

Los mayores de 45 años copan ya el 46,6% de la población ocupada debido, sobre todo, a la incorporación de las mujeres durante la crisis

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ GALINDO LOGROÑO.

El envejecimiento demográfico, uno de los principales retos que se ha propuesto afrontar el Gobierno de La Rioja, se ha trasladado al mercado laboral regional, que ha visto aumentar a lo largo de la última década y a un ritmo del 40% el numero de ocupados mayores de 45 años. La Rioja es la quinta comunidad en la que más ha crecido la cifra de trabajadores dentro de este colectivo, un repunte que la sitúa como la cuarta región con uno de los mercados laborales más vetustos del país. Longevidad de la que son protagonistas las mujeres ya que desde el 2007, cuando comenzó la crisis, 9.100 riojanas entre los 45 y los 65 años se han incorporado al mercado de trabajo para compensar la caída de ingresos en los hogares.

Más

Según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al segundo trimestre de este año, el mercado laboral riojano es 2,6 puntos más avejentado que el de la media del país (44%) y sólo se ve superado por tres comunidades: Castilla y León (49,3%), País Vasco (48,1%) y Asturias (47,9%). Por el contrario, la autonomía con un menor porcentaje de ocupados mayores de 45 años es Aragón, con el 38,8%.

ALGUNAS CIFRAS CLAVE

46.600
es el número de ocupados mayores de 45 años que hay en La Rioja, 13.300 más que antes del inicio de la crisis
9.100
mujeres entre los 45 y los 65 años de edad se han incorporado al mercado laboral riojano en la última década
25,4
por ciento es la tasa de empleo del colectivo laboral riojano más veterano, más de 6 puntos por encima de la que había en el 2007
15.400
menores de 35 años ha perdido la población ocupada de La Rioja pasando de 38.500 a 23.100 personas
138,3
es el porcentaje en el que ha crecido la cifra de ocupados mayores de 45 años en el sector servicios en los últimos diez años

Todas las comunidades sucumbieron a este creciente agostamiento laboral que ha caracterizado toda la etapa de crisis y el proceso de recuperación de la economía, pero no en la misma medida. Murcia, con un crecimiento del 52,9%, encabeza el escalafón, seguida de Canarias (48%), Andalucía (42,9%), Castilla La Mancha (44,1%) y, en quinto lugar, La Rioja, con el 40%. En el otro lado de la balanza destaca Aragón, región en la que el incremento de trabajadores mayores de 45 años se quedó en el 14,8%. En el promedio del país, el aumento fue del 37,5%, es decir, 2,5 puntos inferior al registrado en la comunidad.

Con todo, el envejecimiento del mercado de trabajo riojano no fue igual por sexos. Mientras en el caso de los hombres hay 4.900 ocupados más que hace diez años, lo que representa un aumento del 15,9%, en el de las mujeres, el crecimiento fue del 49,5% hasta alcanzar la cifra de 27.500 ocupadas. Aún así, el número de trabajadoras riojanas mayores de 45 años es inferior al de los hombres, ya que el colectivo masculino aglutina a 35.700 personas.

De esta forma, la tasa de empleo del grupo ocupacional más veterano se sitúa en el 25,4%, frente al 19,2% del 2007. La ratio masculina alcanza en la actualidad el 30,8%, esto es 3,6 puntos por encima de la hace una década, y la femenina en el 20,7%, lo que supone 8,5 puntos más que la del 2007.

A este envejecimiento del mercado laboral le ha acompañado un decreciente peso de los jóvenes en el mundo del trabajo. En la actualidad, los menores de 25 años sólo representan el 5% de la población ocupada de La Rioja, cuando antes de la crisis alcanzaban el 9,1%. Asimismo el 18,1% tiene entre 25 y 34 años, una proporción que hace diez años era del 29,4%.

Comparando los datos riojanos con los del conjunto del país se observa que La Rioja es la cuarta comunidad en la que más ha descendió el porcentaje de trabajadores menores de 35 años en la última década con una caída del 40%. Sólo arrojan un comportamiento más negativo los mercados laborales de Murcia (41,9%), Cantabria (41,3%) y Asturias (40,4%). Por el contrario, Extremadura registró el descenso menos intenso con un retroceso del 31,9%. En el conjunto nacional el recorte fue 2,6 puntos inferior al de la comunidad.

A día de hoy, La Rioja es la sexta comunidad con una menor proporción de jóvenes por debajo de los 35 años ocupados con el 23,1%. Asturias encabeza un ranking (20,8%) que cierra Castilla-La Mancha (26,7%).

Agricultura sin jóvenes

Por otro lado y analizando la evolución por sectores económicos, los datos de la EPA constatan que ningún menor de 25 años trabaja en la agricultura en La Rioja en estos momentos, cuando hace diez años lo hacían 400, todos ellos varones. La industria ha perdido 900 ocupados entre los 20 y los 24 años, mientras que la caída de este colectivo en la construcción ha sido del 82,4%.

La desbandada de mano de obra juvenil fue especialmente dura en servicios, sector que ha perdido 3.200 ocupados (42,1% de descenso). Por el contrario, la cifra de trabajadores mayores de 45 años se incrementó el 138,3% (11.200 personas más en términos absolutos) pasando de 8.100 a 19.300 empleados. Con todo, el grueso de este repunte de los mayores en los servicios es atribuible a los hombres, ya que su presencia se ha disparado el 179,4%. Por contra, la ocupación masculina cayó el 17,6% en la industria, al tiempo que la femenina subió el 80%.

Fotos

Vídeos