La Rioja afronta la operación salida estival con el combustible más caro desde el 2014

Varios conductores repostan en la estación de servicio del centro comercial Berceo de Logroño, en una imagen de ayer en la que se aprecian en primer plano los precios de los carburantes. :: justo rodríguez/
Varios conductores repostan en la estación de servicio del centro comercial Berceo de Logroño, en una imagen de ayer en la que se aprecian en primer plano los precios de los carburantes. :: justo rodríguez

Con la gasolina 95 a 1,278 euros el litro y el gasóleo A a 1,174, llenar los depósitos cuesta 6,30 y 7,75 euros más, respectivamente, que doce meses atrás

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Con las maletas preparadas y algunas monedas menos en el bolsillo para las vacaciones. Los conductores riojanos afrontan desde hoy la primera gran operación salida del verano, una partida que será las más cara en gasto de combustible en estas fechas desde el año 2014.

La política exterior de Donald Trump, las fricciones entre Estados Unidos e Irán y los recortes de producción de petróleo en Oriente Medio, entre otras causas, han provocado un imparable incremento del barril de crudo Brent, que no ha dejado en los últimos meses de repercutir en los surtidores españoles (y riojanos) hasta devolver sus dígitos a los registros de hace cuatro años. Ayer, las estaciones de servicio regionales marcaban un precio medio de 1,278 euros por litro en el caso de la gasolina 95 y de 1,174 en el del gasóleo A, ligeramente por debajo del dato nacional (1,337 y 1,244, respectivamente), pero entre 12 y 15 céntimos por litro más caro que doce meses atrás, en vísperas de la operación especial de Tráfico del 1 de julio. De hecho, llenar un depósito de gasolina A de 50 litros supone hoy un desembolso extra de 6,30 euros respecto al pasado año -63,9 frente a los 57,6 de junio del 2017- y de 7,75 euros en el tanque de gasóleo A -58,7 euros frente a los 50,95-. Un detalle más de cómo ha cambiado la situación desde el verano anterior: a finales de junio pasado había hasta 25 estaciones de servicio en La Rioja que destacaban en sus luminosos el precio del gasóleo por debajo del euro.

Para encontrar los carburantes por encima del precio actual en esta época del año hay que remontarse a junio del 2014, cuando el litro de gasolina 95 costaba 1,416 euros y el de gasóleo A a 1,307. No obstante, la amplia oferta existente en la región permite a los más mirados ahorrarse un puñado de euros en caso de optar por las opciones más baratas, según se detallaba ayer en el geoportal gasolineras del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, con datos de 74 estaciones de servicio riojanas para gasolina y de 81 para diesel.

«Cuando sube el petróleo, que es la materia prima, el precio de los carburantes se incrementa muy rápido»Ana Benés Asoc. Est. Servicio de La Rioja

En el caso de la gasolina 95 el llenado del depósito de combustible de 50 litros puede suponer una diferencia de hasta 9,20 euros en caso de acercarse a repostar al precio más económico ofertado, 1,145 euros por litro, en vez de al más gravoso, 1,329. Lo mismo sucede con el tanque de gasóleo A, en el que el ahorro será de 9,75 euros si el repostaje se realiza en la estación de servicio con la mejor propuesta, 1,034 euros por litro, en vez de detenerse en la media docena de gasolineras que han situado el precio a 1,229.

Más subidas a medio plazo

Poco tiene que ver la variación de los precios con el éxodo vacacional porque lo cierto es que el coste de los carburantes no ha dejado de incrementarse en lo que llevamos del 2018, en especial en el último trimestre -en la operación de Semana Santa el litro de gasolina 95 costaba 1,235 y el de gasóleo A, 1,151.

La razón principal, como siempre, el precio del barril de crudo Brent, que ha pasado de 46,45 dólares en junio del 2017 a los 77,70 del cierre de ayer, un 67,27% más interanual.

Algunas cifras claves

9,20 euros por depósito es la diferencia entre la oferta más barata y la más cara en gasolina y 9,75 en diésel.

77,70 dólares cuesta el barril de crudo Brent, 31,25 por encima del precio de doce meses atrás.

«Hay tensiones políticas y económicas y al final esto depende de los grandes productores y si deciden reducir la producción pues suben los precios. Cuando sube el petróleo, que es la materia prima, el coste de los carburantes se incrementa muy rápido y no podemos hacer nada más», resume Ana Benés, presidenta de la Asociación de Estaciones de Servicio de La Rioja, que recuerda que «los precios, con alguna bajada intermedia circunstancial, no han dejado de ir al alza desde Semana Santa en La Rioja, en España y también a nivel internacional».

Sin atreverse a predicciones de futuro «porque la situación política mundial ya vemos cómo está», Benés sí recuerda que «a medio plazo la tendencia va a ser a la subida porque en enero desaparecerá el tramo autonómico del impuesto, que aquí en La Rioja es cero, y pasa a depender del Gobierno central que pondrá el máximo como en el resto del país, lo que nos va a perjudicar a todos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos