Unas reservas que son el 10% del consumo nacional anual

P. HIDALGO SOTÉS.

La bolsa riojana de gas natural situada entre Sotés y Hornos aloja unas reservas mínimas de 3.000 millones de metros cúbicos de combustible, lo que equivale a cerca del 10% del consumo anual que realiza España de este hidrocarburo.

El Ministerio de Energía reseñó ayer que «la explotación del yacimiento tiene efectos económicos, ambientales y sociales positivos». «En primer lugar, permite reducir nuestra dependencia económica y aumentar la seguridad de suministro, ya que España importa más del 99,5% del gas que consume. Y, segundo y desde la perspectiva fiscal, se prevé recaudar 26 millones de euros por el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Gas, Petróleo y Condensados», continuó.

EN CIFRAS

80.000
metros cúbicos de gas natural al día se extraen en estos momentos del pozo situado en Sotés.
3.000
millones de metros cúbicos de combustible son las reservas mínimas del yacimiento riojano.

El consorcio que abandera Unión Fenosa Gas ha invertido hasta la fecha unos 120 millones en esta iniciativa, que localizó combustible en el subsuelo de Sotés en junio del 2010. A principios del 2015, el grupo comenzó a comercializar el hidrocarburo riojano, lo que le ha reportado unos ingresos de entre 15 y 20 millones de euros.

Las dificultades para continuar extrayendo, y la consiguiente caída en la producción, han tirado a la baja de las ganancias. «Ahora facturaremos entre 5 o 6 millones de euros al año», concretó Carmona; lo que, apuntó, sitúa al consorcio «en el límite de la rentabilidad».

España cuenta con escasas reservas de este combustible, que a su vez se extrae en yacimientos de Huelva, Sevilla y Cádiz. Ahora el gas natural que se saca en La Rioja representa el 40-50% de la producción nacional, cuando llegó a suponer más del 87% en el momento en que de aquí salían 300.000 metros cúbicos al día, frente a los 80.000 por jornada actuales.

Fotos

Vídeos