Caso Muñoz: Un relato en clave de licencia

Huerto solar, situado en el municipio de Torremontalbo. :: justo rodríguez/
Huerto solar, situado en el municipio de Torremontalbo. :: justo rodríguez

Hasta tres autorizaciones se denegaron o desestimaron inicialmente, pero eso no impidió la venta de Emfrisa a Bellomonte

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

Las autorizaciones administrativas para poder explotar el huerto solar de la Empresa Fotovoltaica Riojana (Emfrisa), en la que participaban como socios la mujer del exconsejero de Hacienda Juan José Muñoz y A.G.R., uno de los principales acusados por la presunta venta fraudulenta de la mercantil, están en el ojo de la Fiscalía. De hecho, las denegaciones y posteriores autorizaciones ocupan buena parte de los 147 folios del escrito del Ministerio Público, que reclama para el exmiembro del Gobierno de Sanz cinco años de cárcel y más de seis millones de euros de multa por los supuestos delitos de estafa, blanqueo de capitales y tráfico de influencias, además de otros 5 años para A.G.R., 4 para C.M.C., 3 para A.G.C. y 2 para I.M.A..

De acuerdo con la versión del fiscal, hasta tres licencias fueron denegadas y posteriormente autorizadas. La primera a la que hace referencia es la solicitud, el 23 de febrero del 2007 -Emfrisa se constituyó en diciembre del 2006- de inscripción provisional en el régimen especial de producción de energía eléctrica al amparo del Real Decreto 436/2004, que fijaba unas generosas primas. La petición fue desestimada en mayo de ese mismo año por silencio administrativo. No obstante, en una diligencia de la Dirección General de Industria y Comercio se informaba a favor de la desestimación de la petición, «por la incongruencia en lo solicitado», ya que se había pedido la autorización de una instalación de 3.500 kw cuando se solicitaba la aplicación de las primas del mencionado real decreto que eran para instalaciones de como máximo 100Kw.

Emfrisa no volvió a pedir la autorización administrativa y la inscripción en el régimen especial hasta el 8 de julio del 2008, aunque no presentaron una solicitud sino 35. Para entonces, el 50% de la mercantil riojana ya había sido vendido a la sociedad leridana Bellomonte Logistic ocultándole este dato, según el fiscal. En su lugar, el acusado A.G.R., empresario de confianza de Muñoz, «hizo creer a los representantes de Bellomonte que el departamento de Industria había otorgado las autorizaciones necesarias y para ello mencionó, expresamente, sin facilitarlo, el informe favorable del 11 de diciembre del 2007 del servicio de Industria y Energía de la Dirección General de Industria y Comercio». Este informe formaba parte del expediente administrativo para la obtención de la licencia ambiental que requería la previa resolución de la COTUR.

También se emitieron informes desfavorables inicialmente por parte de la Dirección General de Medio Natural el 5 de diciembre del 2007 y trece días después, el día 18, y tras presentar el proyecto de evacuación eléctrica soterrada que pedían, emitía un informe favorable. Lo mismo la Dirección General de Carreteras, que el 18 de diciembre dictó un informe desfavorable y el 23 de enero del 2008, con nuevas prescripciones incorporadas, emitió el favorable.

Además, según el fiscal, Muñoz, que entonces era consejero de Hacienda, un cargo que se hallaba en abierta contradicción con la prohibición legal de desempeñar una actividad empresarial, «intervino en persona ante las autoridades municipales -así ocurrió con el Ayuntamiento de Torremontalbo- y autonómicas -consejerías de Hacienda e Industria- con el fin de eliminar dificultades e impedimentos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos